Cámara de Diputados argentina aprobó la legalización del aborto, va al Senado

Tras una complicada votación en la Cámara de Diputados de Argentina que se prolongó por más de 20 horas, los legisladores aprobaron este jueves el proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo.

Con 129 votos a favor y 125 en contra, el proyecto de ley pasará al Senado, el cual es aún más conservador.

¿En qué consiste el proyecto? 

La legislación que dividió al país y a los miembros del Congreso, busca garantizar el derecho de la mujer de decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras 14 semanas.

A grandes rasgos, se establece que se tiene un plazo de 5 días desde el momento que lo decide hasta que lo practica. Sin embargo, no establece el tiempo cuando se trata de un embarazo producto de una violación, existan malformaciones graves que afecten la inviabilidad extrauterina del feto o esté en riesgo la vida de la mujer.

Foto: Congreso Argentina/ Votación

En el caso de que la mujer ya haya tomado la decisión, debe manifestarlo así por escrito. Si es mejor de edad, se contemplan dos escenarios diferentes: si tiene entre 13 y 16 años se afirma que cuenta con la facultad para decidir si continúa o no con la gestación, pero si es menor de 13 años, uno de los padres debe estar presente para practicar el aborto, aunque la menor debe dar su autorización.

Además, se buscan derogar por completo los artículos del Código Penal que penan con hasta 4 años de cárcel a las mujeres que causen su propio aborto o, de los profesionales de la salud que se lo practiquen.

La votación

La discusión para la aprobación fue de infarto. Los números estuvieron cambiando durante toda la jornada y el resultado final se dio gracias a muy pocos legisladores de diferencia. Todos los bloques votaron divididos con excepción de la izquierda, la cual tenía una postura sólida a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Uno de los discursos más polémicos fue el de la diputada radical Estela Regidor. Se presentó ante sus compañeros como protectora de animales y les preguntó qué pasaba cuando “nuestra perrita se nos queda embarazada”.

“No le llevamos al veterinario a que aborte. Salimos a ver a quién le regalamos los perritos. Las peores fieras quieren a sus crías. ¿Qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esa maldita razón que nos tapa el corazón?”.

Lo anterior nos da una idea de la visión que tienen algunos legisladores sobre el aborto y sus implicaciones para la sociedad.

Foto: Minuto Mercedes

Hay que mencionar que el presidente Mauricio Macri se opone a la despenalización del aborto, sin embargo fue en febrero pasado cuando decidió habilitar el debate gracias a la gran presión social que ya tenía encima. Desde entonces ha tratado de mantenerse al margen y ha limitado a garantizar que el resultado se va a respetar, por lo que no habrá veto presidencial.

Sin embargo, lograr que se convierta en una ley llegando al Senado se ve mucho más difícil. Muchos de los legisladores de las provincias del norte, que son más conservadoras y con mayorías sociales contra el aborto, ya han asegurado que votarán en contra.

En este sentido hay una enorme expectativa por conocer la postura de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y es que durante sus ocho años de presidencia siempre se opuso a siquiera abrir el debate. Aunque las cosas podrían cambiar ahora gracias a la presión de miles de jóvenes que buscan la legalización del aborto.

Las calles durante la votación

Cada año en Argentina, casi 50 mil mujeres son internadas por complicaciones derivadas de abortos y muchos de los casos terminan con la muerte. Actualmente es la primera causa de mortalidad en las mujeres.

Fuera del Congreso, la movilización a favor del aborto legal llenó las calles, aunque se hizo visible la enorme polarización. Con pancartas, las mujeres exigían su derecho para decidir sobre su cuerpo: “Saquen los rosarios de nuestros ovarios“, “Es mi cuerpo, yo decido“, se leía.

Del otro lado de la plaza, un número muy inferior de personas gritaban “Sí a la vida, no al aborto“. En redes sociales el número de personas en contra también es mucho menor.

Incluso desde otros países en las embajadas de Argentina se mostró el apoyo.