¡Grupo Rioboó ya contestó! No tenemos ni tuvimos trato preferencial, aseguran

Uno de los momentos más intensos del debate fue cuando Ricardo Anaya acusó a Andrés Manuel López Obrador de tener un contratista consentido. Ya saben, de esos a los que les dan contratos por adjudicación directa, sin licitación y cosas por el estilo. La discusión, aunque medio cortada por las interrupciones de los dos candidatos, se enfocó en la compañía de José María Rioboó.

De acuerdo a lo que acusaba Anaya, cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno del extinto DF, le otorgó a Rioboó contratos por 170 millones de pesos, sin pasar por ninguna licitación pública. Todas para la construcción del segundo piso. Así nomás.

Ayer, Verificado 2018 informó que la compañía Rioboo SA de CV si recibió 4 adjudicaciones directas por un monto que supera los 170 millones de pesos.  Todas esas fueron para la construcción oficial del Gobierno de la Ciudad de México.

Leer: #Verificado2018 Sí son ciertas las adjudicaciones de AMLO al contratista Rioboó 

Pero, este jueves Grupo Rioboó negó, mediante un comunicado, que haya sido favorecido durante la administración de AMLO, asegurando que siempre ha actuado dentro del marco de la ley y que jamás ha aceptado, ni aceptará, participar en actos indebidos ni de corrupción.

Explican que durante los años 2000 al 2005, sus empresas participaron en diversos procesos de asignación de contratos públicos, siendo licitaciones o asignaciones directas, en las que participó dentro de las reglas y normas establecidas por quienes solicitaron los servicios de la empresa del grupo. Y lo anterior se llevó a cabo en igualdad de circunstancias y dentro del marco de la ley.

De la misma forma, señalan que ninguna de sus empresas es contratista y que jamás han construido físicamente nada, pues ninguna se dedica a la construcción. Es decir que las firmas ofrecen solamente el servicio de diseño, ingeniería especializada o de gerenciamiento, coordinación o supervisión.

“Las licitaciones y asignaciones directas, realizadas por las dependencias del entonces Gobierno del DF, relacionadas con los viaductos elevados diseñados, nuestros alcances abarcan los estudios topográficos, de mecánica de suelos, sismológicos; los diseños y cálculos geométricos, estructurales, etc. de todos los elementos que lo conforman, así como otros estudios necesarios para asegurar su funcionalidad y su resistencia”.

Foto: Andrés Manuel López Obrador y José María Rioboó

¿Y el Segundo Piso?

También especifican que el proyecto del Segundo Piso se otorgó mediante una asignación directa por parte del gobierno ya que resultaba la solución más económica y conveniente al interés público. Dicha asignación sólo podía ser otorgada al Grupo ya que los modelos prefabricados están protegidos por patentes y modelos de utilidad regulados por la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual.

“Durante toda nuestra vida profesional hemos sido auditados por distintos organismos públicos y privados y siempre hemos cumplido a cabalidad con las normas. Nuestras capacidades técnicas y tecnológicas nos han abierto las puertas tanto en México como en diversas naciones del orbe”.

Foto: Cuartoscuro
Comentarios