Belle & Sebastian se pone la camiseta de México y le da más amor que nunca

En medio de la euforia del Mundial de Rusia 2018, el único tema de conversación es precisamente eso, el futbol. Sin embargo, en los momentos en los que no hay partido, en los que la gente está tratando de taparse de la lluvia, de ocultarse debajo de un paraguas, de un impermeable o bien, cuando lidia con el tráfico y caos de esto que llamamos ciudad, hay espacios en los que la música resulta ser el aliciente perfecto para encontrar paz. Esto fue lo que representó el show de Belle & Sebastian, la agrupación de Glasgow que regresó a nuestro país después de dos años y que dio un show único.

Con esto nos referimos a que no solo fue que una vez más tocaron los éxitos, sino a que ahora más que nunca demostraron lo mucho que les gusta México. Prueba de ello fue cuando Stuart Murdoch, vocalista de la banda, después de tocar “Dog on Wheels” y “I’m a Cuckoo”, expresó lo mucho que le gusta nuestro país pero además, después de decir que “hacía mucho calor”, se quitó la sudadera roja que traía para mostrar su jersey de la Selección Mexicana. A esto añadió un: “Escocia perdió, así que ahora apoyaremos a México”. 

En esta ocasión, la agrupación siguió demostrando porqué es una de las bandas que sin importar el paso de los años, continúa dando shows únicos. No solo porque cada uno de los integrantes tiene su estilo —que va desde la forma de desenvolverse en el escenario hasta la manera de vestir—, sino porque también su calidad como músicos es excepcional. No por nada algunos se turnaban y pasaban de tocar el chelo a los teclados, o de los teclados al violín, de las guitarras a los teclados y así, un juego sobre el escenario que sorprendía por la excelente ejecución de cada uno de los instrumentos. La voz de Murdoch fue la cereza del pastel entre un juego melódico y visuales que mostraban fotografías, ilustraciones e incluso algunos videos. Todo era muy colorido, feliz, era lo opuesto a esas tardes lluviosas, días nublados y melancolía que muestra Only Fans, el documental de Belle & Sebastian.

Si bien el sentimiento de melancolía sí se ve en cada una de sus canciones, para su presentación en México Belle & Sebastian se inclinó por un repertorio bailable y alegre que sacudió hasta el último minuto a todos los asistentes del Frontón México. Es más, podríamos decir que aunque la banda acaba de publicar How to Solve Our Human Problems, ninguna de las cinco canciones del EP sonó ayer, pero sí varias, muchas, por no decir que casi todas las de Dear Catastrophe Waitress (2003). Algunas de ellas fueron “I’m a Cuckoo”, “Step Into My Office, Baby”, “If She Wants Me” y “Stay Loose”.

Belle & Sebastian se pone la camiseta de México y le da más amor que nunca

Hasta aquí lo de la selección de canciones, lo de la playera de la Selección Mexicana, pero una de las cosas que más impacto tuvo a lo largo de la noche fue que mientras Belle & Sebastian tocaba “Jonathan David”, Stuart invitó a una fan a subir al escenario para bailar con él, para sacar ese típico saltito que solo puede hacerse con el folk de Glasgow. Aunque le costó pronunciar su nombre, Stuart hizo que Adriana se volviera la protagonista de la noche, pero momentos más tarde, para “The Boy With The Arab Strap” y “The Blues Are Still Blue”, Stuart seleccionó aleatoriamente a 12 personas que, entre colarse de los palcos del Frontón hasta saltar las vallas que dividen al público del escenario, lograron hacerse camino hasta el entarimado para sacar sus mejores pasos… o sus celulares.

Otra cosa que también se convirtió en uno de los puntos altos de la noche, fue cuando Stuart dejó ver que a pesar de estar en constante movimiento, sí leen las peticiones de sus fans en redes sociales, específicamente en Twitter. ¿La canción elegida para la complacencia? “Get Me Away From Here”, con la que cerraron la primera parte de su set. 

Para el encore, que aunque se pensaba que tomaría unos 20 minutos más en realidad solo constó de un par de canciones, eligieron “Funny Little Frog”, uno de sus clásicos pero que también fue pedido por otro fan y finalmente “The Party Line”, con la cual Stuart nuevamente tomó las gradas para tomarse fotos con los fans. Aquí ocurrió algo gracioso. Y es que toda la gente lo siguió con la mirada, con las cámaras de celulares y seguía cantando la parte del coro de la canción. Sin embargo, mientras él posaba con los fans nadie se dio cuenta de que ya todo había terminado. Que la fiesta de jueves había acabado. Que el resto de los integrantes ya no estaban ahí, pero que a pesar de eso el agradecimiento que tenían, lo felices que estaban de tener a un público tan entregado, tan amoroso y tan consolidado, era lo que hacía que valiera la pena el regresar, el sentir esa calidez de su hogar en Escocia pero con un poco más de sabor y de mucho, mucho futbol.

Setlist

Dog on Wheels

I’m a Cuckoo

We Were Beautiful

She’s Losing It

Step Into My Office, Baby

Sweet Dew Lee

Show Me The Sun

The Fox in the Snow

Little Lou, Ugly Jack, Prophet John

If She Wants Me

Jonathan David

Stay Loose

Another Sunny Day

The Boy With The Arab Strap

The Blues Are Still Blue

Get Me Away From Here, I’m Dying

Encore:

Funny Little Frog

The Party Line