4 cosas estúpidamente interesantes sobre los sustitutos de azúcar

Todo mundo habla de los sustitutos de azúcar en estos días. Que si para la dieta, que si para la diabetes, que si sabe rico, etc etc. Nosotros queríamos saber más al respecto y le preguntamos a Google qué diablos…

En el camino nos encontramos con cosas estúpidamente interesantes sobre estos productos que les compartimos porque los queremos mucho (y también queremos tanto como ustedes ese cuerpo de bikini en verano).

Los usan desde hace muchísimos años

Uno pensaría que son productos nuevos pa’ la banda fitness o así, pero no. De entrada porque no necesariamente tienen que venir en sobres empacados, desde hace muchísimos años se usan en muchísimas culturas diferentes para endulzar cualquier cosa que lo requiera.

Un poco de miel, estevia o demás plantas han ayudado a la raza con sus problemas amargos. Je.

Sirven para todos

Como decíamos, esto no es sólo para la banda fitness y parecidos. Todos pueden consumir cualquier tipo de sustituto de azúcar. No es necesario estar a dieta o tener diabetes.

No importa la edad, cualquiera los puede consumir. Niños, jóvenes, adultos mayores, etc. A todos les puede ayudar con su salud.

No dan cáncer

Cuando empezamos a buscar cosas al respecto, teníamos en mente una sola cosa: “estos polvos raros dan cáncer seguro”. Pero no; investigación tras investigación tras investigación se ha encargado de desmentir este mito, al contrario, su consumo trae muchísimos beneficios a la salud de todos, empezando por bajar de peso.

Japón ama el estevia

Nuestros muchachos nipones tienen una gran relación con la estevia. La han estado cultivando desde hace décadas y hoy son el principal consumidor de esta plantita que endulza todo lo que se necesite. Inclusive, por allá consumen refresco endulzado con sustituto de azúcar.

¿Ven? Todo bien al cien con los sustitutos de azúcar. Son para todos y cumplen muy bien su misión, así que a la siguiente que se te ocurran cosas locas sobre los mitos y leyendas de los sustitutos de azúcar, olvídate de esos prejuicios infundados y dale una oportunidad a la opción sana y saludable.

Comentarios