Trump o de la educación: Un niño migrante enseña a cambiar pañales a otros niños

Y una vez más, como si se tratara de una terrible costumbre, los migrantes que intentan cruzar la frontera entre México y Estados Unidos dejan de ser humanos para convertirse en algo peor. Y no lo decimos de forma deliberada, sino por las nuevas políticas de migración promovidas por Donald Trump y 46 por ciento de los republicanos que estuvieron de acuerdo en separar a los niños de sus papás para desalentar a que otros migrantes intenten cruzar la frontera…

Como si la primera separación entre un migrante y su familia no fuera suficiente; como si los peligros de un país como México no fueran suficientes; como si las circunstancias en las que viven y los obligan a cruzar la frontera, no fueran suficientes. Y tal vez no lo son, año con año miles de personas arriesgan todo, hasta sus hijos, por cruzar la frontera en busca de oportunidades que en sus países. De cualquier manera, la violencia en países centroamericanos –por ejemplo–, obliga a los papás a arriesgarlos en un viaje que muy probablemente no termine bien. 

Trump o de la educación: Un niño migrante enseña a cambiar pañales a otros niños
Un papá y su hijo de Honduras son custodiados en 12 de junio de 2018. / Getty Images

El famoso Triángulo del Norte, conformado por Honduras, Guatemala y El Salvador, encabezan las listas de países más violentos de América Latina y con tasas de homicidio más altas a nivel mundial. De acuerdo con Animal Político, cada vez más centroamericanos solicitan refugio en México por el aumento de violencia. Hace unos años, en El Salvador donde las dos Maras, la 13 y la 18, estaban en guerra, el número de asesinatos por día era de 14 para una población que no ascendía de siete millones. Así que las razones sobran. 

En mayo, Jess Sessions, fiscal general y el hombre detrás de cada una de las deportaciones, anunció que Estados Unidos procesaría como criminales a todos los que intenten cruzar la frontera de forma ilegal. ¿Cuáles son las consecuencias? La separación de las familias en la que los niños son enviados a refugios y casas de acogida. Desde hace unas semanas sobre todo, algunas celebridades o músicos han levantado la voz en contra de las políticas de Trump de separar a los niños de sus padres en la frontera pero, ¿qué es lo que sucede con los casi dos mil niños que han sido víctimas de las circunstancias? En teoría, esta medida en la frontera es para evitar el tráfico de menores en la zona; sin embargo, la realidad es muy distinta y obedece, como mencionamos al principio, a una política que quiere evitar que más latinos crucen de forma ilegal.

Detenciones de migrantes ilegales
Detención de migrantes ilegales en Texas. Foto: Getty Images.

De acuerdo con el New York Times, en las dos primeras semanas en que esta política se activó, 638 padres fueron procesados y 658 niños fueron separados de sus padres… aunque, como aseguran, es una consecuencia de procesar a los migrantes.

Mientras se ponen de acuerdo con los objetivos, los derechos de los niños se han perdido. De acuerdo con algunos medios, entre bebés, niños y jóvenes, son colocados en “almacenes” repletos de migrantes. Un abogado que tiene acceso a estos espacios, comentó que un adolescente está enseñando a otros niños cómo cambiarles los pañales a los bebés que se ven obligados a cuidar sin estar relacionados de forma consanguínea.

Comentarios