Estados Unidos se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

De nuevo, la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumple sus amenazas de sacar al país de donde “no le conviene estar” a pesar de las implicaciones que ello podría desencadenar. Sin embargo, esta vez con la crisis de la separación de menores de sus padres en la frontera, la decisión ensombrece el panorama todavía más.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, y la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas -ONU-, Nikki Haley, anunciaron este martes el retiro del país del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas -CDH-.

Acusan al organismo de “hipocresía” por largo tiempo y lo critican por actuar “parcialmente” en contra de Israel. 

Y es que justamente el consejo, formado por 47 miembros y con sede en Ginebra, comenzó su última sesión el lunes pasado en contra de la política ‘cero tolerancia’ de inmigración del presidente Donald Trump. El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, calificó a la política de separar a los niños de los padres que cruzan la frontera sur ilegalmente como “desmedida”.

Las amenazas de retirada

Desde hace un año, la representante Nikki Haley dio un discurso ante el Consejo pidiendo la reforma del organismo para sustituir a la Comisión del mismo nombre. Los acusó de ser injustos con Israel. Incluso recientemente Estados Unidos publicó un proyecto de resolución que propone una reforma profunda del CDH. 

La propuesta es que la exclusión del CDH de los estados que cometan graves violaciones de los derechos humanos se haga por mayoría simple y no por la de dos tercios, es decir que dos tercios de los miembros tienen que estar de acuerdo para que proceda.

Foto: Xinhua/Li Muzi

También pidieron reforzar el proceso de selección de los estados miembro, así como que no se incluya sistemáticamente en la agenda del CDH la cuestión de los derechos humanos en Palestina, como ha sucedido hasta ahora. Denunció que es Israel el único país del mundo que tiene un punto fijo en el orden del día de cada una de las 3 sesiones anuales del CDH.

“Por nuestra parte, Estados Unidos no se sentará en silencio mientras este cuerpo, supuestamente dedicado a los derechos humanos, sigue dañando la causa de los derechos humanos”, dijo Haley en ese momento. “Al final, ningún discurso ni reformas estructurales salvarán a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de ellos mismos”.

La cosa es que esta decisión de abandonar el Consejo se produce en el momento en que la administración de Trump está siendo muy criticada por grupos empresariales, organizaciones de derechos humanos y legisladores de ambos partidos -demócratas y republicanos- por la separación de niños de sus padres que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos. 

Leer: Policía Fronteriza de Estados Unidos “presume” en video a niños enjaulados en centros de detención 

Bloomberg refiere que incluso algunos críticos del Consejo han pedido seguir presionando para una renovación del organismo, no para dejarlo.

Tras el retiro de Estados Unidos del acuerdo contra el cambio climático de París y el tratado nuclear con Irán, la salida del Consejo implica el más reciente rechazo de un organismo multilateral.

El embajador de Suiza ante la ONU en Ginebra, Valentin Zellweger, aseguró que si Estados Unidos se retiraba, se podrían esperar consecuencias importantes para el Consejo. 

Estamos hablando de:

CDH ONU Estados Unidos
Comentarios