Un “espía” coreano es cachado grabando el entrenamiento de la Selección Mexicana

Un periodista coreano fue cachado mientras estaba grabando de incógnito el entrenamiento de la Selección Mexicana desde las instalaciones de un restaurante que tiene vista a la cancha en la que Juan Carlos Osorio dirigía la práctica.

La situación provocó molestia al interior del equipo azteca, por lo que una parte del equipo de seguridad del Tri acudió al restaurante para pedirle al periodista dejara de grabar con su celular la práctica del cuadro mexicano, sin embargo, éste se negó y argumentó que se encontraba en un lugar público… y tenía toda la razón.

Por ello, de acuerdo con información de ESPN, se ha comenzado a negociar con el sitio, a donde periodistas acuden a desayunar, para mantenerlo cerrado durante dos horas, lapso que duran los entrenamientos del equipo mexicano, con la intención de que la información táctica no sea filtrada.

La escuadra que dirige Juan Carlos Osorio entrena en las instalaciones de Dynamo de Moscú y cerca de las instalaciones se encuentra el restaurante “Bread and Eat”, que tiene vista a la cancha.

Para este miércoles, el equipo mexicano entrenará a puerta cerrada, por lo que sólo se les permitirá a los medios grabar la parte inicial de la práctica, 15 minutos, para después dar paso al trabajo táctico, a puerta cerrada, que se usará durante el partido del sábado contra Corea del Sur, rival que parece accesible para consumar el pase a los octavos de final dentro del grupo F.

Los jugadores titulares contra Alemania hicieron trabajo regenerativo durante la práctica de hoy y a partir de mañana todo el grupo trabajará al parejo de cara al duelo contra los coreanos, que si bien no pasan por su mejor momento a la ofensiva, se caracterizan por ser sumamente rápidos.

Getty Images

Reglas del buen viajero Rusia