Republicanos crean una propuesta de ley contra la separación de migrantes

La polémica política de “cero tolerancia” con respecto a los migrantes que cruzan la frontera con menores ha puesto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el ojo del huracán cada vez más. Empresarios, defensores de los derechos humanos, la prensa, actores, e incluso legisladores de su propio partido lo han cuestionado por lo inhumano que resulta separar a los niños de sus padres.

Y lejos de reconsiderar, Trump ha salido a defender su política asegurando con más fuerza que se necesita que alguien sea duro con las políticas migratorias y echando la culpa de todo a los demócratas.


Sin embargo, los mismos senadores republicanos se pusieron a pensar en qué hacer para que la situación no atente contra los derechos humanos de los migrantes. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, anunció que los 51 senadores de su partido apoyan una propuesta de ley para mantener unidas a las familias de migrantes indocumentados que son detenidos en la frontera.

Afirmó que van a resolver el problema y que buscarán llegar a un acuerdo esta misma semana con la oposición demócrata.

Tomemos en cuenta que a pesar de los intentos de Trump por culpar a la oposición, no hay ninguna ley que obligue a la administración a separar a padres e hijos. Todo es consecuencia de la decisión de la Fiscalía de presentar cargos penales en contra de cualquier adulto que entre ilegalmente a Estados Unidos.

Pero, como los menores no pueden entrar a prisión, son separados.

Entonces, ¿de qué se trata el proyecto?

Básicamente lo que se busca es crear una ley que mantenga juntos bajo custodia a aquellos padres e hijos migrantes si no tienen antecedentes delictivos pero durante largos periodos de tiempo.

Justamente Trump ya se reunió con los republicanos de la Cámara de Representantes, pero poco antes de la cita, volvió a echarle la culpa al Congreso de la política de ruptura de familias en la frontera.

Sin embargo, estamos hablando de Trump. Entre sus soluciones se integra que cualquier cambio de ley migratoria incluya fondos para su famoso muro en la frontera con México.

“Le pido al Congreso que nos dé una tercera opción: detener y sacar con prontitud a familias juntas como una unidad”, dijo Trump en un acto empresarial. “Queremos acabar con la crisis fronteriza al recibir la autoridad legal para detener y sacarlos a todos juntos y llevarlos a sus países”.

Y claro que sí amenazó. Se fue en contra de los países centroamericanos de los que huyen los migrantes con la amenaza de cortar la ayuda exterior y contra la oposición, acusándola ahora de estar a favor de bandas criminales como la Mara Salvatrucha.