Canadá ya legalizó el uso recreativo de la marihuana

***Actualización 

El primer ministro Justin Trudeau afirmó que los canadienses podrán comenzar a consumir marihuana legalmente a partir del 17 de octubre próximo.

****

Este martes Canadá se convirtió en el primer país del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) en legalizar el uso recreativo de la marihuana.

El senado aprobó el proyecto de ley C-45, mejor conocido como Cannabis Act. Y como todo ya fue aprobado previamente por la Cámara de los Comunes, el proyecto está listo para convertirse en una ley.

La votación quedó con 52 votos a favor y 29 en contra, por lo que los canadienses pondrán comprar y consumir mariguana legalmente a partir de septiembre.

¿Qué implica?

Los adultos podrán poseer y comprar mariguana, incluso se permite el cultivo de hasta 4 plantas en el hogar.

El gobierno federal será el encargado de supervisar las sanciones penales restantes -por ejemplo la venta a menores- y la concesión de licencias a los productores. Los gobiernos provinciales se encargarán de administrar la venta, distribución y reglamentaciones relacionadas.

Sin embargo, las provincias podrán imponer reglas más estrictas, como elevar la edad mínima o prohibir el cultivo de la planta en el lugar por completo.

La cosa es que Canadá, como Estados Unidos, es parte de los tratados internacionales de drogas que prohíben explícitamente la legalización de la marihuana. Fue gracias a los activistas que presionaron para cambiar los tratados durante años, que hasta ahora el Congreso lo tomó en cuenta. Y sí, violará el derecho internacional.

Aunque hay que tomar en cuenta que en Estados Unidos hasta la fecha 9 estados ya han legalizado el uso recreativo también.

Con esta decisión se cumple una de las principales promesas del Primer Ministro, Justin Trudeau, al momento de ser elegido en 2015: legalizar la marihuana.

Pero, ¿y los riesgos?

El panorama de la legalización se puede nublar si es que no se toman en cuenta todo los posibles escenarios a los que el país se va a enfrentar.

El objetivo fue acabar con el mercado negro de la hierba y proporcionar una salida segura para los adultos, sin embargo existe el riesgo de que los niños y las personas que ya son drogadictos caigan en trastornos. 

Además que la decisión pudiera generar más presión sobre el vecino -Estados Unidos- para que aplique las mismas medidas.

Por un lado tenemos que prohibir su consumo es muy caro. Vox refiere que cada año en Canadá se detiene a decenas de miles de personas por delitos relacionados con la marihuana, situación que rompe con las familias y comunidades a medida que las personas entran a prisión y obtienen antecedentes penales.

Aunque legalizar y gravar la marihuana también podría generar ingresos adicionales, porque sí, tendría un impuesto.

En el caso del mercado negro, trae violencia remontándose a los cárteles de droga y los asesinatos que derivan de ello. 

Es entonces que el país deberá lograr un equilibrio entre los beneficios y los riesgos para que sirva de modelo para otros países que tengan la voluntad -o la presión- para legalizar la mariguana.

Comentarios