Indignación por ofensas de aficionado colombiano contra japonesas, interviene Cancillería

Aunque ayer varios asistentes al encuentro Colombia-Japón, dentro de la Copa Rusia 2018, dieron ejemplo de civilidad, nunca falta el negrito en el arroz. Un aficionado colombiano grabó cómo, aprovechándose de que unas japonesas no sabían español, hizo que éstas dijeran frases denigrantes.

Creyendo que el colombiano simplemente compartía el resultado del partido, en el que el cuadro nipón se impuso 2-1 a la selección de Colombia, las mujeres accedieron a repetir lo que el fulano les pide. “Yo soy perra. Más puta”, repitió la fan japonesa mientras el colombiano grababa y reía.

Como casi siempre ocurre en estos casos, el muy genio tuvo la brillante idea de compartir su “hazaña” en redes. Por supuesto que las críticas en su contra llovieron, hasta tal punto que la Cancillería de su país se pronunció al respecto.

“Comportamiento de hinchas que hacen repetir mensajes groseros en español a dos mujeres japonesas no solo degrada a la mujer, insulta a otras culturas, nuestro idioma y a nuestro país. Inaudito maltratar a una mujer aprovechándose de las barreras idiomáticas”, fue el mensaje de la Cancillería de Colombia.

En otro mensaje (que estaría bien que los mexicanos lean y adopten), la cancillería del país sudamericano pidió que los fanáticos colombianos que se encuentran en Rusia para disfrutar los partidos del Mundial, sean dignos representantes de sus paisanos y fomenten el respeto y buen trato. “Rechazamos los malos comportamientos; no representan nuestra cultura, nuestro idioma y nuestra raza”.

¿Y ya, sólo eso? Al parecer no. De acuerdo con Milenio, la policía de Colombia se está coordinando con las autoridades en Rusia para “tomarlas medidas sancionatorias pertinentes”… aunque, aclaró, el hombre que aparece en video agrediendo a las japonesas no es miembro de la Policía Nacional de Colombia, como se especuló en redes. “Tras adelantar las respectivas verificaciones, la institución informa que el uniformado señalado (…) es una persona completamente distinta a la que aparece en este video”, informó la Policía Nacional en un comunicado. “Es necesario verificar las fuentes oficiales”, recomendó.