Presentadora llora al aire por los bebés detenidos en Estados Unidos

Esta semana, el mundo se conmocionó por las políticas migratorias de Donald Trump. Entre las decisiones de implementar la “cero tolerancia” y la reciente salida de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ya no es momento para chistes sobre las tuitizas del presidente del copete anaranjado o su pasado de Reality Show.

En resumen, la cosa está así: si el gobierno estadounidense detiene a los padres en la frontera, sus hijos terminarán en unos “campamentos” organizados por el Departamento de Seguridad Interior. Entre rejas, policías y un ambiente de cárcel, niños, niñas y adolescentes están detenidos por las autoridades norteamericanas. Hay videos que seguro han visto de la situación:


Como lo mencionó David Begnaud, reportero de CBS, ese video lo dio el gobierno para que conocieran las instalaciones. O sea, ese es ‘casi casi’ el promocional.

Ante los recientes eventos, entre las voces de activistas, críticos y ciudadanos de todas partes del mundo, la presentación televisiva de una periodista comienza a dar vueltas al mundo. Rachel Maddow, conductora de un noticiero de MSNBC, terminó en lágrimas al leer una noticia sobre los centros de detención especializados en bebés y niños muy pequeños.

La nota que Maddow intentaba leer es de la agencia de noticias AP. El especial dice que la administración de Trump está enviando a bebés y niños pequeños a centros de detención en Texas. Además de separarlos de sus familias, los pequeños no tienen ni la menor idea de dónde están sus padres. De acuerdo al reportaje, los especialistas que han visitado las instalaciones dicen que los niños detenidos “estaban histéricos, llorando y portándose mal”.

Después de intentar —y no poder— leer la noticia al aire, Rachel Maddow se disculpó con su público por Twitter y compartió más información sobre los centros de detención: Actualmente, hay tres “campamentos” para niños pequeños. Entre los planes de Texas, está construir uno más.

Rachel Maddow ya había sido viral por algunas de sus reacciones. En el 2016, justo el día que los estadounidenses decidieron convertir a Donald Trump en su presidente, la conductora reaccionó recordándole al público que sí, aunque no pareciera, era real lo que estaban viviendo.

“No están teniendo un sueño terrible. No se murieron y llegaron al infierno. Esta es nuestra vida ahora, esta fue nuestra elección, esto somos nosotros. Esto es nuestro país”.

Comentarios