Trump ordena reunir a familias migrantes; Melania visita un centro de detención

Tras las protestas y críticas por la política de “cero tolerancia“, finalmente, Donald Trump ordenó a las agencias federales que reúnan a las familias de los migrantes indocumentados.

Este jueves, en una reunión con su gabinete, Trump pidió a los departamentos de Salud y Servicios Humanos, Seguridad Nacional y Justicia a que lleven a cabo la reunión entre los niños migrantes y sus padres.

Estoy ordenando a HHS, DHS, DOJ que trabajen juntos para mantener unidas a las familias de inmigrantes indocumentados durante el proceso de migración y reúnan a los grupos previamente separados“.

O sea, que al momento de ser detenidas, las familias deberán permanecer juntas. Por lo pronto, el Pentágono anunció que recibirá a 20 mil niños migrantes.

Melania visita centro de detención de migrantes

Pese a la “cero tolerancia“, la primera dama de Estados Unidos se pronunció en contra de la separación de los niños y sus familias, aunque se debía acatar la ley, era necesario tomar en cuenta sus derechos.

Un gobierno con corazón fue lo que pidió y este día, Melania visitó un centro de detención de migrantes en McAllen, Texas, para poner el ejemplo en la administración de Trump.

En el centro y ante los medios de comunicación, Melania se interesó en brindar ayuda para que las familias se reúnan:

“Quiero preguntarles cómo puedo ayudar a que estos niños se reúnan con sus familias lo más rápido posible”, preguntó a los funcionarios del centro.

En su recorrido, Melania conversó con el director del Centro, un administrador de casos, el coordinador de atención médica y con los niños y niñas migrantes.

LEER: Melania pide un país que ‘gobierne con el corazón’ ante separación de familias migrantes

De acuerdo con La Voz de América, los encargados le dijeron a la primera dama que los niños, la mayoría de entre 12 y 17 años de edad, suelen expresar su angustia al momento de ingresar al centro de detención. Sin embargo, también compartieron que están interesados en trabajar con los niños indocumentados.

Sin embargo, su visita no se salvó de la polémica pues la primera dama a su llegada portaba una chaqueta con la leyenda “I really don’t care…” Lo que encendió la discusión en redes, pero por lo que su vocera jura no fue un mensaje premeditado o dirigido a los niños indocumentados.

Y como un guiño a la decisión de Trump de reconsiderar parte de la política de cero tolerancia, Melania también dijo que Trump está trabajando para que estas familias logren estar juntas.

Foto: @realDonaldTrumpReuters

Comentarios