Dan a La Manada libertad provisional; españolas protestan contra la decisión

La decisión de la Audiencia Provincial de Navarra que otorgó la libertad provisional a los cinco integrantes de La Manada, ha causado el enojo y la indignación de cientos de españolas que exigen justicia en este caso.

Con una fianza de seis mil euros, los integrantes de La Manada -un grupo acusado de abusar sexualmente de una joven en la fiesta de los Sanfermines, en 2016-, continuará este proceso en libertad provisional hasta que la sentencia se firme.

Se supone que la noticia la notificaría la Audiencia, sin embargo, un agente judicial anunció esta decisión, de acuerdo con El País.

José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza podrán acceder a su libertad, pero tendrán que presentarse todos los lunes, miércoles y viernes en el juzgado de la guardia más cercano a su hogar, no podrán acercarse a la víctima del caso y tampoco entrar en la comunidad de Madrid.

Tampoco podrán salir de España.

Sin embargo, para la comunidad española, estas medidas no son suficientes -si bien este caso ha sido tocado por la polémica cuando la Audiencia Provincial decidió condenar a los acusados por abuso sexual y no por violación, delito por el que la sentencia hubiera sido más severa- y las mujeres españolas han convocado a una marcha, el día de mañana a las 19 horas (hora local).

Al darse a conocer esta decisión, decenas de mujeres en Pamplona se reunieron para repudiar el dictamen de la Audiencia y con la consigna de justicia y “No estás sola” continúan haciendo frente a uno de los casos más polémicos que ha tenido España, en los últimos años.

En el verano de 2016, en la fiesta de los Sanfermines, un grupo de hombres atacó y agredió sexualmente a una mujer -la violencia fue tal que hasta grabaron las agresiones y el video se difundió-. Sin embargo, en el juicio los sujetos argumentaron que abusaron de la joven porque ella no había dado señales de desagrado, versión que indignó a los españoles.

La versión de la joven es que ella no pudo reaccionar al contacto de los sujetos porque estaba confundida y por el miedo de ser violentada. Finalmente, aquella noche ella cayó en shock.

Dos años después, las españolas dicen #NoEsNo y exigen justicia.

**Foto de portada: El País.

Estamos hablando de:

España La Manada
Comentarios