Joven oaxaqueño se gradúa como doctor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts

No cabe duda que el talento en los jóvenes mexicanos rompe barreras, pues mientras unos quieren poner un muro para dividir la frontera entre México y Estados Unidos, otros comparten sus conocimientos, cultura y tradiciones con nuestros compatriotas. Así el caso de este joven oaxaqueño con raíces chinantecas, quien cumplió su sueño de alcanzar el éxito en el extranjero.

El joven nacido en Tuxtepec, anteriormente ganó el Premio Nacional de la Juventud 2017, pero en esta ocasión, llenó más que nunca a su familia de orgullo, y no solo a ellos, sino a todo México, pues como todo un estudiante ejemplar, egresó como Doctor en la especialidad de Fisicoquímica, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Estados Unidos.

Ricardo como Premio Nacional de la Juventud 2017
Foto: UNAM

Ricardo Pedro Pablo dijo en entrevista para El Universal, que después de este gran logro le gustaría continuar con un postdoctorado en el MIT, universidad a la que ingresó en el 2012, para después, pasarse al lado de la docencia en el Instituto.

Mi vida no es diferente en el MIT, aquí no se premia nada, aquí debes de representar a la institución dignamente, todos ganan premios, reconocimientos, así que no hay nada de especial que yo haya ganado”, dijo “El Huarachudo”, como solían decirle en tono de burla en la CDMX. Hoy decimos… ¿huarachudo? Huarachudo, y lo que quieran, pero ha logrado lo que muy pocos han logrado.

Foto: Especial

¿Y qué hacía Ricardo de niño?

El ahora doctor,  vendía frutas y verduras con su querida madre en el mercado cuando era solo un niño. Cabe mencionar que su mamá, Concepción Pedro Hilario, no quiso enseñarle zapoteco (su lengua nativa) por miedo a la discriminación, y miren hasta dónde ha llegado Ricardo. Qué orgullo, caray.

Ricardo supo lo que es trabajar desde niño y sentir hambre en casi todo momento, pero esa precaria realidad no lo alejó de su ambición. “Siempre seguí el sueño, nunca vi las limitantes”, dijo en entrevista para la UNAM.

Desde pequeño sabía que no quería morir pobre. Deseaba un futuro mejor para mí y para mi familia. Había momentos felices, de ir a la escuela y jugar con mis amigos”, recuerda.

¿Pero cómo le hizo Ricardo para llegar al MIT?

Cursó sus estudios básicos en escuelas públicas de Tuxtepec, Oaxaca, para después trasladarse a la CDMX para estudiar en la Facultad de Química de la UNAM. Ricardo era bastante aplicado y reconocido por sus maestros y compañeros, así que gracias al apoyo de su familia consiguió una beca para viajar a Boston por parte del Conacyt.

Mi mamá me decía que la educación es algo que me podía sacar adelante, y entendí que hay una recompensa por echarle ganas” señala Ricardo Pedro.

Foto: UNAM

¡Bravo, Ricardo!

Comentarios