8 actuaciones de Meryl Streep que SÍ merecían su nominación al Oscar

Meryl Streep es una de las mejores actrices de la historia del cine, sus 21 nominaciones al Oscar como Actriz y Actriz de Reparto la respaldan… sin embargo, ¿son justas cada uno de esos reconocimientos? Sus únicos tres galardones de la Academia por Sophie’s Choice, Kramer vs. Kramer y The Iron Lady, quizá cuenten otra historia que no le quita mérito, pero si la hace más objetiva.

Finalmente, Streep tiene un historial de más de 50 películas, en sus hoy cumplidos 69 años de vida, que incluyen algunos clásicos del cine y otros que recibieron el aplauso, porque lo merecía, pero ganó la fuerza de la costumbre de ver a Meryl entre las nominadas. Por eso, te dejamos una exclusiva lista de películas en las que SÍ merecía una nominación al Oscar por su actuación y, en algunos casos, algo más.

La duda de 2008

Esta película es una de esos tesoros poco comerciales en donde todo, absolutamente todo, es de aplaudirse. La historia, la fotografía –porque no siempre debe ser algo espectacular– y, sobre todas las cosas, las actuaciones de cada uno de los actores. El combo de Meryl Streep, Amy Adams, Philip Seymour Hoffman y Viola Davis, se reunió para dar paso a una de las mejores películas de la primera década del nuevo milenio. Streep salió de su zona de confort para interpretar a la hermana Aloysius, la cabeza de una escuela católica a la que le llega un fuerte rumor, de parte de la hermana James (Adams), de que un padre abusó de un niño de color.

Sophie’s Choice de 1982

Esta cinta de 1982 no fue la primera de Streep pero sí la que la ubicó, sin duda, a la cabeza de la lista de actrices de la época. Bajo la dirección de Alan J. Pakula, Streep dio la mejor actuación de su carrera al interpretar a Sophie Zawistowski, una inmigrante polaca en los Estados Unidos atormentada de por vida. Al ser una sobreviviente del Holocausto en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, se vio obligada a tomar, como el título lo dice, la decisión más difícil de su vida. De a ratos, podemos ver a Sophie como una víctima en decadencia que lucha por sus hijos para pasar a una mujer encantadora que no puede esconder su secreto. Estas dos formas de percibir a un mismo personaje, hizo de Streep su mejor actuación.

Kramer vs. Kramer de 1979

Cuando Streep tenía en su historial unas cuantas películas, llegó Kramer vs. Kramer en 1979 junto a Dustin Hoffman. Con esta cinta llegó su segunda nominación al Oscar como Actriz de Reparto y su primer premio. Streep dio vida a Joanna Kramer, una mujer en depresión ante la ausencia de su marido adicto al trabajo, decide abandonarlo a él y a su hijo. Después de un tiempo, regresa para recuperar al niño, quien se ha acostumbrado al nuevo ritmo de vida con su papá. La relación en la pantalla entre Hoffman y Streep, a pesar de representar la menor parte del filme, pero la más determinante, se convirtió en una de las más dinámicas.

The Deer Hunter de 1978

Esta cinta ganadora del Oscar a Mejor Película, le dio a Streep la oportunidad –aunque haya sido en un papel muy secundario– de demostrar todas las posibilidades que tenía como actriz. Dirigida por Michael Cimino, sigue la historia de tres hombres de ascendencia rusa cuya vida da un giro de 180 grados cuando son enviados a vivir en carne propia la guerra de Vietnam, llevando los estragos del trauma a su ciudad de origen. Streep interpretó a una joven mujer de la ciudad que tiene una relación con el personaje de Christopher Walken, quien no regresa de Vietnam. La fuerza de la historia y el filme, con una de las mejores fotografías, ameritaba que cada uno de los personajes representaran cierto sentimiento relacionado con el dolor, y Streep demostró, como su Oscar lo dice, que podía llevar cualquier tipo de papel.

El diablo viste a la moda de 2006

Con el título, sobre todo en inglés de The Devil Wears Prada, podríamos pensar que se trata de una comedia más para los amantes de la moda; sin embargo, la participación de Meryl Streep en el papel antagónico de la historia, subió la categoría de esta cinta y la convirtió, en algunos sectores y para un tipo de público, en un clásico. Anne Hathaway en el papel de Andy, una aspirante a periodista, y Streep como Miranda Presley, la editora de la revista de moda más importante, hicieron de esta cinta una de las más exitosas del año tanto para el público como para las críticas, quienes resaltaron la actuación de Streep por dar vida a un personaje conocido sin llegar a la exageración.

Out of Africa de 1985

Sin querer queriendo, el personaje de Streep en esta cinta de Sydney Pollack, la hizo ver como una actriz que podía llevar una historia pasional y cuyo personaje mostrara cierta sensualidad. Esta película le valió otra nominación al Oscar para Streep junto a un BAFTA y un Globo de Oro por su trabajo como Karen Blixen, una mujer casada a conveniencia con un mujeriego que se enamora, mientras vive en Kenia, de un cazador interpretado por Robert Redford.

Los puentes de Madison de 1995

Todos los que hayan visto una película de Clint Eastwood, saben qué tipo de línea y ritmo sigue. Sin embargo, hay una que rompe con toda esta idea y presenta una faceta de Eastwood como director y actor nunca antes explorada junto a Meryl Streep en el papel protagónico. Los puentes de Madison presentan la historia de Francesca Johnson, una mujer de Iowa que comienza una romántica relación con un fotógrafo llamado Robert que llega al pueblo para capturar imágenes de los puentes de la zona. Un romance fugaz que pone a prueba a una mujer casada y que logró capturar la imagen de una mujer capaz de sentir pasión pero al mismo tiempo arrepentimiento.

La casa de los espíritus de 1993

A pesar del elenco de esta cinta basada en la novela del mismo nombre de la chilena Isabel Allende, no obtuvo mucha atención y la actuación de los protagonistas, Jeremy Irons y Meryl Streep, pasó de largo a pesar de que sin duda merecían, al menos la actriz, algún reconocimiento por su papel como Clara. Ambientada en la segunda mitad del siglo XX durante la dictadura militar de Chile, Streep dio vida a Clara, una medium que se casa con un cacique llamado Esteban. La historia comienza cuando su hija, Winona Ryder, se enamora de un campesino, llevado por Antonio Bandera, y se relaciona con los grupos contrarios a los partidos conservadores, a los cuales pertenece su papá.

Comentarios