¡Ejemplo a seguir! El recorrido de Gilberto Martínez por la Rostov Arena

La vida de Gilberto Martínez se derrumbó el pasado 28 de abril. Perdió a su familia. Su esposa y sus dos hijos murieron en un accidente de tránsito. Cualquier persona hubiera pensado en cualquier alternativa, antes que vivir, él…No.

Gilberto decidió frenar cualquier síntoma de agonía. Y más allá de tristezas y un profundo dolor, que ni siquiera alcanza algún calificativo, emprendió un viaje cíclico. Para sanar las más profundas heridas, es indispensable retar al destino.

Lo ha hecho Gilberto, quien desde el primer minuto del México vs Alemania, asistió a Rusia con una inmensa maleta llena de recuerdos de su familia. La tristeza se disipa por momentos, la locura se resbala, Gilberto, que tiene la fuerza de Hércules en la cabeza no se ha dejado vencer, al contrario: “Me encantaría que Messi firmara una camiseta para mi hijo acá. Estoy haciendo lo posible para llegar a él”.

Gilberto Martínez

Gilberto hoy está en Rostov, el sueño continua, no se detendrá jamás. Asiste hoy al partido de México vs Corea, con la familia a su lado, aunque no la vea, la siente. la vibra, la AMA. Gilberto no se detendrá ni un solo momento. Porque la vida sigue. A pesar  de los pesares, las dudas, de la incertidumbre que te quiere abrazar y no soltar. Nada puede más que la fe, la razón, la certeza de que alguna vez más de una u otra forma, Gilberto y su familia estarán juntos…¡OTRA VEZ!

GILBERTO MARTINEZ