Corea del Sur vs México: El día en que murió el grito “Eh puto”

Por sin se logró. El sábado 23 de junio del 2018 también quedará grabado en la historia de Rusia. La afición del Tri le puso punto final al grito de “eeeh puto“, pues en el Corea del Sur vs México, no hubo rastro de tal expresión.

Los cánticos fueron muchos. México ganó su segundo partido dentro de Rusia y la algarabía estaba al más alto nivel. Desde porras para el ‘ChuckyLozano, hasta para Oribe Peralta y ‘Chicharito‘ pero nunca aquel grito que se calificó como homofóbico.

Antes de empezar el partido lo que se escucha era un “y ya lo veeeeen, y ya lo veeeeen, somos locales otra vez“. Y es que sí, durante el himno mexicano pudimos comprobar eso. Como si estuviéramos en el Estadio Azteca o en algún inmueble mexicano.

No hubo momento en el que la afición mexicana se mantuviera callada. Incluso regresó aquel famoso “chiquitibum” para demostrarle su apoyo a un Tri, que ya ve de cerca los Octavos de Final.

Poco antes de que cayera el gol coreano, el cántico unísono era el ya tradicional ‘Cielito lindo‘. No hubo de que quejarse. El comportamiento de la afición de México fue espectacular. Finalizó el partido y el cántico volvió. México celebra y sueña con ser líder del Grupo F.

Foto: Getty Images

En la semana se multó a la Federación Mexicana de Futbol. Y de paso advirtió que de repetirse el grito, podría haber incluso hasta una sanción deportiva. Es decir, podrían hasta quitarle puntos al combinado nacional.

Mínimo son dos partidos más los que le quedan a México dentro de Rusia. La afición tiene la oportunidad de lucirse ante el mundo. De demostrar que la pasión se vive de diferentes maneras pero nunca, con un grito homofóbico.

Afición mexicana
Foto: Getty Images

¿Y realmente se habrá acabado el grito de ‘Ehhh puto’?

No lo sabemos, pero sin duda alguna, hoy dimos un gran paso como país. Más allá de la rebeldía de querer hacerlo solo porque sí, y más allá del ‘Ay, pero Rusia es el país más homofóbico… qué poca coherencia que nos censuren el grito’, más allá de eso… hoy demostramos que para lograr un objetivo en común, podemos acatar reglas que nos benefician a toddos.