Goleadores de Suiza serían suspendidos dos juegos por sus festejos ante Serbia

Suiza, que podría ser rival de México en los Octavos de Final, podría perder a dos de sus hombres más importantes en el Mundial, para los dos siguientes encuentros. Se trata de Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, quienes son investigados por FIFA tras sus celebraciones en el triunfo 2-1 sobre Serbia el viernes pasado.

Los autores de la remontada suiza hicieron referencia a un contexto político, lo que no agrada mucho en la FIFA, de acuerdo con una publicación de la BBC.

¿CÓMO ESTUVO EL FESTEJO?

Para darle contexto a la situación debemos explicar que tanto Xhaka como Shaqiri, nacieron en Kosovo, lugar que sufrió represión por parte de Serbia contra la población albanesa, la cual finalizó en 1999 gracias a la intervención de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Por lo tanto, el juego contra Serbia tenía algunos tintes políticos para estos dos jugadores, quienes en sus festejos cruzaron los brazos para simbolizar al águila de dos cabezas que la da identidad a la bandera albanesa.

Getty Images

La prensa serbia fue la que comenzó las quejas contra los jugadores suizos al considerar los festejos como provocaciones. “Xhaxa provocó vergonzosamente a nuestros fanáticos”, apuntó el diario online Blic.

Vecernje Novosti publicó: “Provocación de los suizos” y destacó el hecho de que Shaqiri jugó con calzado que lucía tanto la bandera de Suiza como la de Kosovo.

La FIFA ha consultado a especialistas para determinar hasta qué punto esto puede ser considerado como una provocación política y de encontrar argumentos para calificar a los jugadores como culpables se pagaría al artículo 54 de su código disciplinario, el cual establece que cualquier provocación al público durante un partido será acreedor a una suspensión de dos partidos y una multa de tres mil 800 euros.

Suiza es segundo lugar del grupo E, el cual comanda Brasil y hasta ahora, con México líder del GrupoF, sería rival del Tri en Octavos de Final.