Resumen Mundialista, Día 12: El VAR decidió el Grupo B

La lógica se impuso en el Grupo B. Los favoritos España y Portugal se instalaron los Octavos de Final, pero la forma en la que se decidieron sus partidos se salió del guion y nos regalaron un final más dramático que el de la novela de las 9.

Marruecos e Irán, los rivales respectivos de españoles y lusitanos, se despidieron de Rusia con al frente en alto, pese a sus limitaciones. Este martes regresarán a sus países con historias loables para contar, como por ejemplo el portero Ali Beiranvand, quien puede presumir que en el día 12 del Mundial de Rusia le detuvo un penal a Cristiano Ronaldo.

Los juegos España-Marruecos y Portugal-Irán se disputaron simultáneamente y también simultáneamente, en tiempo agregado, se detuvieron mientras se revisaban jugadas en cada encuentro en el VAR.

España, que perdía 2-1 (en ese momento calificaba como segundo), reclamaba la validación del gol de Iago Aspas. Irán, que perdía 1-0, exigía la marcación de un penal.

La tecnología hizo válido el gol de Aspas y también el penal que finalmente convirtió Karim Ansarifard y con el que Irán le empató a Portugal, de modo que España llegó a cinco puntos y por goles a favor superó los registros lusitanos para avanzar como líder de su sector. Irán firmó su mejor Mundial con cuatro puntos, sólo uno menos que ambas Selecciones Ibéricas.

El Grupo A sabía que Egipto y Arabia estaban eliminados, por lo que la atención se enfocó en el Uruguay-Rusia. Los charrúas durmieron el balón después del primer gol, obra de Luis Suárez. Rusia jugó con un hombre menos desde los 36 minutos porque Igor Smolnikov se ganó dos amarillas en sólo nueve minutos y eso facilitó el triunfo sudamericano 3-0.

Uruguay se apoderó del liderato del Grupo A y como premio jugará en los Octavos de Final contra la Portugal de Cristiano Ronaldo, mientras que España será el contrincante del anfitrión.

Comentarios