‘Déjala trabajar’, la campaña brasileña contra el acoso a reporteras deportivas

Hace un par de días, el domingo 24 de junio, una reportera brasileña que cubría el partido de Senegal contra Japón como parte de las actividades del Mundial de Rusia 2018 en Ekaterimburgo, fue víctima de acoso frente a la televisión por un hombre que intentó darle un beso. Julia Guimarães, quien trabaja para la cadena TV Globo de Brasil, dijo que no era la primera vez que un hombre de la afición, en Rusia, la molestaba mientras hacía su trabajo.

“No más hagas eso, ¿ok? No te di permiso para hacer eso. Nunca, ¿de acuerdo?”. En su cuenta de Twitter, la reportera escribió: “Es difícil encontrar las palabras… ¡Por suerte, nunca he vivido esto en Brasil! Aquí ya van dos veces. ¡Triste!, ¡vergonzoso!”.

No es la primera vez que le sucede a Julia ni a otras mujeres reporteras que cubren eventos deportivos tanto en Brasil como en otros países incluido México. Por esta clase de conductas que han tomado relevancia en el país sudamericano, donde algunas personas intentan besarlas o las molestan, fue que en marzo de 2018 un grupo de brasileñas dedicadas al deporte, comenzaron la campaña en redes titulada #DeixaElaTrabalhar (Déjala trabajar) con el objetivo de luchar contra el acoso que sufren las mujeres en este trabajo y también para pedir que las respeten mientras laboran.

“Somos mujeres y somos profesionales. Sólo queremos trabajar en paz. El deporte también es nuestro lugar. Quiero respeto”, dicen varias mujeres en un video de poco más de dos minutos difundido en redes.

No hay una mujer dentro del periodismo deportivo en Brasil, que no haya sido objeto de algún tipo de violencia. Todas hemos sufrido y así es como decidimos hacer algo unidas”, comentó Livia Larankeira en entrevista con CPJ, una de las reporteras de TV Globo que organizaron la campaña. La gota que derramó el vaso, de acuerdo con el medio, fueron dos incidentes que involucraron a un par de reporteras que fueron ofendidas y acosadas.

El acoso en cualquier industria no es nuevo, y en el deporte las cosas son más complicadas porque el futbol, en gran medida y en este caso, se desarrolla en una cultura machista. Así que no sólo se trata de acoso, sino también de sexismo y desigualdad de género.

Como mencionamos, México es uno de los países donde se ha hecho público un caso similar al de Julia. A finales de abril de este mismo año, María Fernanda Mora, una reportera de Fox Sports que había trabajado durante el encuentro entre las Chivas contra el Toronto FC en la Final de la Concachampions, fue víctima de acoso por parte de un aficionado que la “manoseo” mientras transmitía en vivo.

A través de redes sociales, Mora escribió: “Te cuento lo que me pasó, para que no andes diciendo estupideces. Me manosearon varias veces mientras estaba a cuadro. Varias! Gracias por tu opinión no pedida”, todo esto ante burlas y comentarios ofensivos de algunos usuarios.

Hace un par de años, en Estados Unidos comenzó la campaña “Women in Sports ‘Face’ Harrasment” donde un grupo de hombres leían mensajes ofensivos y denigrantes a mujeres periodistas. A partir de esto, la periodista mexicana Marion Reimers de Fox Sports inició un movimiento llamado Versus donde expone cómo ella y algunas colegas sufren acoso y discriminación a través de redes sociales, dejando de lado el primer objetivo del deporte y el periodismo. Reimers es una de las periodistas deportivas más importantes de la actualidad y por eso, ha sido víctima de fuertes casos de acoso y violencia que van desde amenazas de violación, sexismo, hasta imágenes explícitas de muerte.

Estamos hablando de:

Acoso sexual Rusia 2018