#Verificado2018 CDMX: nueva organización y puestos a elegir este 1 de julio

Por primera vez, los chilangos elegirán este 1 de julio a 16 alcaldes —en vez de delegados— y diputados locales —lo que conocíamos como asambleístas—, en el marco de la propia constitución CDMX.

Hace 21 años, en 1997, los capitalinos pudieron elegir por primera vez al jefe de Gobierno, que en aquel momento fue Cuauhtémoc Cárdenas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sin embargo, antes de esta apertura, entre 1928 y 1997, CDMX o el Distrito Federal era gobernado por un jefe de Departamento, conocido en los viejos tiempos como regente y era elegido por el presidente de México.

El regente a su vez escogía directamente a los 16 delegados. Después de esa dinámica controlada, CDMX tuvo un respiro y los chilangos pudieron decidir quién llevaba las riendas del gobierno.

En estas elecciones, las cosas han cambiado de manera estructural y ahora los 16 alcaldes, por ejemplo, además de ser elegidos por los habitantes de la capital, podrán decidir con mayores facultades de gobierno aspectos relacionados con presupuesto, seguridad pública u obras públicas.

Además, contarán con concejales que servirán como un equipo de trabajo que supervisará y evaluará sus acciones.

Esta estructura intermedia facilitará que la sociedad civil exija con una mayor facilidad respuestas a los problemas locales.

Conoce tus candidatos

Si aún no conoces a tus candidatos, estás a tiempo de ejercer un voto informado. Da clic en cada cargo para para saber quiénes son: jefe de Gobierno, alcaldes —aquí mismo puedes conocer a los candidatos a concejales—, diputados de mayoría relativa y diputados por representación proporcional.

Si además estás interesado en conocer a los candidatos de los ocho estados a gobernador o de otras elecciones locales, da clic aquí.

Verificado 2018 te explica cómo afectan estos cambios en la organización política las votaciones del 1 de julio.

Alcaldes capitalinos

Lo que conocemos como delegaciones serán alcaldías.

El alcalde electo, por un periodo de tres años y con posibilidad de reelegirse, tomará las decisiones de gobierno, trabajando con un grupo de concejales, que está integrado entre 10 y 15 por alcaldía, dependiendo de la población.

Los concejales serán elegidos a través de una planilla que acompaña a los candidatos.

El alcalde que resulte electo gobernará con 60% de los concejales que elija, el resto será asignado con base en la cantidad de votos recibidos por los otros partidos políticos.

De acuerdo con Luis Enrique Pereda, profesor del departamento académico de Derecho del ITAM, este órgano no pretende ser contrapeso del alcalde, sino un equipo de trabajo, que vigila la labor de este. Por el otro lado, la nueva constitución de la CDMX establece que ”en ningún caso ejercerán funciones de gobierno y de administración pública”.

Cada una de las alcaldías tendrán autonomía para la toma de decisiones administrativas, presupuestarias, de seguridad, obra pública, entre otras.

Voz y voto en reformas constitucionales

Al pasar de Asamblea Legislativa a Congreso local, el poder legislativo de la Ciudad de México tendrá, por primera vez, voz y voto en las reformas constitucionales, tal y como hacen el resto de las 31 entidades federativas del país.

Anteriormente, la Asamblea del Distrito Federal sólo estaba facultada para legislar sobre aquello que le permitía la constitución federal —administración pública local, civil y penal—.

Los 66 asambleístas ahora serán diputados locales: 33 elegidos por mayoría relativa y 33 por la vía plurinominal.

Nuevas facultades del Jefe de Gobierno

El próximo jefe de Gobierno tendrá la facultad de designar o destituir a los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y de la Procuraduría de Justicia de la ciudad.

Además, el Senado perdió la facultad de destituir al jefe de Gobierno.

Al igual que los gobernadores estatales, el próximo jefe de Gobierno también podrá promulgar leyes y tendrá que proponer el presupuesto de la ciudad.

Omar González / Verificado 2018