‘Scorpion’ de Drake: enfrentando la paternidad a través de la música

Podríamos recalcar muchos aspectos del nuevo disco de Drake: la inédita colaboración del rapero con el fallecido Rey del Pop, Michael Jackson en la canción “Don’t Matter to Me”; el tema del asesinato de XXXTentacion en “Talk Up”, track en el que además participa Jay-Z; los muchos sampleos que Drake utilizó en este, su quinto álbum de estudio, como el de la canción “Boss Ass Bitch” de Nicki Minaj. Pero sin duda, el tema principal de este disco es la paternidad sorpresiva de Drake.

Portada de Scorpion, el disco de Drake.

Hace unas semanas el internet se volvió loco luego de que el cantante Pusha T, acusara a Drake de ser un padre irresponsable, afirmando que no se hace cargo del hijo que tuvo con la actriz porno, Sophie Brussaux. Eso provocó que los medios sacaran a la luz la paternidad escondida de Drake, y según el portal TMZ, el rapero contaría su versión de la historia en este nuevo disco, Scorpion, y al parecer lo cumplió.

Basta con ponerle atención a canciones como “Emotionless”, en la que dice: “No estaba escondiendo a mi hijo del mundo, estaba escondiendo al mundo de mi hijo”. O también el track “March 14”, donde menciona lo difícil que es hacerte responsable de un hijo que evidentemente no habías planeado: “Ella no es mi amante como Billie Jean, pero el niño es mío (…) ¡Mierda, solo nos encontramos dos veces, dos veces! Y las dos veces no fueron como los nuevos tiempos, ahora son tiempos difíciles (…) Padre soltero, odio cuando escucho eso”.

Entre letras dedicadas a enemigos y algunas colaboraciones, Drake nos deja ver en un disco doble la frustración que siente al tener que revelar un secreto bien guardado, que si bien no fue de su agrado tener que hacerlo, sí fue el mejor camino para regresar más a sus raíces musicales. Por ahí dicen que menos es más y quizás esa sea la frase con la que podríamos definir a Scorpion, un disco que nos muestra que incluso para personas como Drake, las responsabilidades pesan, y mucho.