#Verificado2018 ¿Qué es y cuánto cuesta el abstencionismo?

Repasemos la historia: en las últimas tres elecciones presidenciales, alrededor de 33 millones de mexicanos decidieron no votar y se refugiaron en el abstencionismo.

Y en esta jornada electoral, si los 89.3 millones de mexicanos registrados en la lista nominal votaran para presidente, el costo del voto sería de 271 pesos, ya tomando en cuenta los presupuestos del INE (Instituto Nacional Electoral) y de los partidos políticos.

Como esta es la elección más grande de la historia, no es sorpresa que el costo esté por las nubes. Sin embargo, es necesario conocer los costos: el proceso electoral costará más de 24 mil millones de pesos y si se considera el presupuesto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), el monto asciende a nada más y nada menos a 28 mil 108 millones, lo que elevaría el costo por cada vota a 316 pesos.

El abstencionismo

En las últimas tres elecciones presidenciales (2000, 2006 y 2012), el abstencionismo electoral estuvo entre 36.03% y 36.92%. O sea, un promedio de 33 millones de electores.

Económicamente hablando, el abstencionismo sale caro, pues cada que un ciudadano decide no votar, se incrementa el costo por voto válido.

En el caso hipotético de que en esta jornada participe el 63.07% de los electores que están inscritos en la lista nominal —misma cifra que en 2012— cada voto costaría 430 pesos.

Ahora, si también se considera el presupuesto del TEPJF y la Fepade, sería de 502 pesos.

Los estados con mayor abstencionismo

En 2000, la entidad con mayor abstencionismo fue Chiapas, al reportar 47.81%.

En contraparte, Yucatán fue el estado que concentró mayor participación con 71.96%, de acuerdo con los archivos históricos del INE.

En la elección de 2006, la participación ciudadana a nivel nacional disminuyó a 58.22%. Guerrero concentró el mayor porcentaje de abstencionismo con 53.78% y el Distrito Federal tuvo la mayor participación con 67.9%.

Finalmente, en 2012, la participación nacional repuntó y alcanzó 63.07%. Michoacán fue el estado con más abstencionismo, con 47.5%, mientras que Yucatán de nuevo tuvo la mayor participación, con 77.42%.

**Foto de portada: Forbes.

Berta Díaz, Montserrat Sánchez y Karen de la Torre/ Verificado 2018

Comentarios