La extraña maldición de Lio Messi continua en los Mundiales

Hace no mucho tiempo, el increíble Eduardo Galeano se inventó una maravillosa teoría, la de Lio Messi: Creo que Messi es como un caso único en la historia de la humanidad.  Es alguien capaz de tener una pelota adentro del pie. Siempre se dice que Maradona la llevaba atada, pero Messi la tiene adentro del pie, eso es inexplicable, pero vos ves que lo persiguen 7, 11, 22 rivales para sacarle la pelota y no hay manera de sacársela. ¿Por qué? Porque la buscan afuera del pie, y está adentro”

 Con el permiso del extraordinario escritor, hoy en Rusia está hipótesis se ha quedado a años luz. Sí en Barcelona Messi ilumina con su traje de luces, con Argentina el negro no le sienta nada mal. Es su fatalismo, su triste luto.

Lio Messi
Foto: Getty Images

Lio se tortura con la albiceleste, le provoca una especie de malaria, la pelota su gran socia en Barcelona, se muta en su acérrimo rival. La pareja perfecta se trastorna, cuando Messi llora por Argentina.

 

Donde están los Goles

Se le fue a Messi el Mundial con este equipo. Sin pies, cabeza, ni nada. Lio fue un naufrago, jamás tuvo oportunidad, y por si fuera poco, a la loza que cargaba con esta banda de forajidos, hay que sumarle la extraña maldición que no suelta al ‘10’.

La ‘Pulga’ nunca ha marcado en fases eliminatorias en ninguno de los tres Mundiales anteriores, y ante Francia la malaventura continuó.

Lio Messi
Foto: Getty Images

En silencio a partir de los Octavos

Desde su debut en Mundiales, en Alemania 2006, Lio siempre avanzó  de la fase de grupos, pero siempre se le ha negado el gol después de esa instancia.

En 2006 disputó los últimos minutos y la prorroga del partido ante México en Octavos de Final, que con gol de Maxi Rodríguez, le dio el pase a Cuartos al equipo sudamericano. En Cuartos de final no jugó y fue eliminada por Alemania.

Cuatro años más tarde, volvió a cruzarse con México en Octavos, no anotó en la victoria 3-1. En Cuartos de Final, su selección fue goleada 4-0 por Alemania.

En Brasil 2014 Messi llegó hasta la final. Y a pesar de haber sido el motor argentino para lograr la clasificación al último partido, no pudo anotar un solo gol después de la fase de grupos.