Un hombre envenenó a 21 compañeros de trabajo y les causó la muerte 😱

Un hombre alemán está siendo investigado por presuntamente haber envenenado a 21 compañeros de trabajo, a quienes les causó la muerte contaminando su comida. El sujeto, quien trabajaba junto con otros ingenieros en una empresa de metales, fue descubierto el pasado mes de mayo poniéndole algo a la comida de uno de sus compañeros, sin embargo todo indica que llevaba haciendo esto desde hace 18 años y ahora la policía busca comprobar que él fue el responsable de todas esas muertes.

Todo empezó cuando a la hora de la comida uno de los trabajadores, de 26 años de edad, notó un polvo raro en su sándwich. Así que decidió dar aviso a su jefe, quien instaló unas cámaras de seguridad en el comedor del lugar. Así fue como él se percató de que uno de los trabajadores, identificado como Kase O, estaba metiéndole algo raro a los sándwiches de uno de sus compañeros. 

En un principio el gerente de la empresa de herrajes metálicos, ARI Armaturen, Tilo Blechinger, pensó que esto se trataba de una broma entre compañeros de trabajo, ya saben, como esas que te hace Juanito el de las copias y que le dan risa sólo a él. El problema aquí fue que no se trataba de eso, sino más bien de un intento de asesinato, por lo que el Blechinger decidió dar parte a las autoridades.

La policía comenzó una investigación en el departamento del sospechoso, en donde encontraron algunos químicos tóxicos como mercurio, plomo y cadmio. Después descubrieron que lo que este hombre rociaba en los sandwiches era acetato de plomo, “un veneno que podría haber causado un daño grave en los órganos”, dijo Achim Ridder, el portavoz de la Policía de Bielefeld, a ABC News.

Pero la cosa no acabó ahí, pues las autoridades decidieron extender la investigación y encontraron que del año 2000 al 2018, al menos 21 personas de la misma empresa habían muerto en situaciones sospechosas, muchos por ataques al corazón o cáncer que pudieron ser provocados por la intoxicación de metales pesados que sufrieron. Por otro lado, hasta el momento uno de los trabajadores de la empresa ARI Armaturen se encuentra en coma, mientras que otro tiene que hacerse diálisis de por vida. La policía ya investiga si esto también es obra de Kase O.

Las autoridades también mencionaron que en los próximos días se interrogaran a los familiares y los médicos de las personas fallecidas, e incluso se exhumarán algunos de los cuerpos para ver si existen rastros de veneno y así comprobar la culpabilidad de Kase O, quien hasta el momento o ha confirmado las razones por las que cometió esta serie de crímenes. O sea, entendemos que las diferencias en el mundo laboral son frecuentes pero esto ya es el como, ¿no lo creen?