Muslera recibe su primer gol en el Mundial después de 324 minutos

Después de 324 minutos, el portero de la Selección de Uruguay, Fernando Muslera, recibió su primer gol en el Mundial de Rusia 2018 y con ello terminó su marca invicta.

Fue hasta el partido contra Portugal, en Octavos de Final, cuando los charrúas vieron cómo se agitaban las redes de su portería tras el tiro de esquina en el que Pepe se elevó por todo lo alto para rematar el centro y mover las redes uruguayas.

El récord de imbatibilidad de Waler Zenga permanecerá a salvo. El Italiano dejo su arco sin daños durante 517 minutos en Italia 1990.

Zenga terminó la fase de grupos sin goles en contra, después secó a la Selección de Uruguay en los Octavos de Final y mantuvo la cortina cerrada en Cuartos de Final contra Irlanda. Fue hasta Semifinales, contra Argentina, cuando Claudio Caniggia agitó las redes a los 67 minutos.

Muslera dejó su arco invicto durante la fase de grupos. Primero secó a Egipto, en el partido que es recordado por la ausencia de Mohamed Salah, quien vivió el partido con angustia desde la banca.

En su segundo encuentro no tuvo complicaciones contra la inocente Arabia Saudita y por último al anfitrión Rusia, al que mandó al segundo lugar del Grupo A. Hasta ese punto, Muslera sumaba 270 minutos sin daños en su arco, lo que convierta a los charrúas como la mejor defensa del torneo.

Durante esta etapa del torneo, Muslera acumulaba sólo siete atajadas, lo que refleja el buen trabajo que ha realizado si equipo en zona defensiva para que su arquero no tenga tantas intervenciones.

Si nos vamos más atrás nos encontramos con que Muslera no había recibido goles en lo que va del año. Antes del Mundial, Uruguay disputó tres amistosos, contra República Checa, Gales y Uzbekistán, a los que también dejó en cero.

Getty Images

¿CÓMO LLEGÓ A LA SELECCIÓN?

Previo al Mundial de Sudáfrica 2010, a Uruguay le pasaba algo similar que a Argentina actualmente con los porteros. Los errores de éstos le abrieron las puertas a Muslera, quien de esta forma dio el salto de Selecciones menores a la mayor.

Muslera convenció el técnico Óscar Washington Tabárez, quien le confió la titularidad del arco para los últimos partidos de la eliminatoria hasta aparecer como titular en el Mundial, en el que Uruguay finalizó en el cuarto sitio.

Comentarios