¿Nada más? Los debates presidenciales costaron 45 millones de pesos

Finalmente llegó el día de las elecciones presidenciales, para la cual nos preparamos desde hace tiempo gracias a los debates presidenciales, que fueron seguidos por millones de personas en todo el país y que ayudaron a varios a pensar y orientar mejor su voto. Sin embargo, como en la vida, estas sesiones no fueron gratis, pues en total los tres debates presidenciales tuvieron un costo de la modesta cantidad de 45 millones de pesos.

Según informa el portal Animal Político, el INE les presentó los gastos detallados de cada debate presidencial que son los siguientes:

Para el primero, que se realizó el pasado 22 de abril en el Palacio de Minería de la CDMX, se gastó 9 millones 990 mil pesos en producción, escenografía, renta de espacios, atención a invitados y prensa, atención a candidatos, contratación de plantas de energía eléctrica, equipos de Rayos X, servicios de internet, etc. Además se destinaron 121 mil 678 pesos para el pago de los moderadores Denise Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento, de los cuales sólo Sarmiento cobró el dinero. El saldo total fue de 12 millones 607 mil pesos.

En el segundo debate del pasado 20 de mayo que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Baja California, en Tijuana, el monto total fue de 15 millones 655 mil pesos, que se invirtieron en aspectos técnicos, renta de salones, instalación de un centro de mando, de salas de prensa, de invitados, etcétera. Del total se invirtió poco más de un millón de pesos en hospedajes, servicios de café, de traslados y compra de paraguas. En el caso de los moderadores Yuriria Sierra y Leon Krauze, se les contempló la misma cantidad de pago pero ninguno de los dos cobró un peso. 

Y de todos, el más costoso fue el tercer debate, realizado el 12 de junio en el Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán. El gasto fue de 17 millones 617 mil pesos y el dinero se usó en aspectos técnicos y de logística, además de la instalación de equipos de seguridad como escáneres de rayos X, con un costo de 805 mil pesos, o 15 arcos de seguridad con un costo de 360 mil pesos. Eso sin contar los camerinos que se instalaron para los candidatos, que tuvieron un costo de 295 mil pesos. De igual forma, se destinó 121 mil pesos a los tres moderadores, Gabriela Warketin, Carlos Puig y Leonardo Curzio, pero el INE aclaró que hasta el momento ninguno de ellos ha cobrado ese dinero.

Aunque en un principio el INE contempló 20 millones para los tres debates presidenciales, al final aumentaron en un 129% el gasto inicial. El portal también aclara que el INE dijo que el pasado 18 de junio esta modificación del presupuesto quedó oficializada y aprobada, sin embargo no explicaron los motivos por los cuales lo invertido al final fue más del doble de lo que se había estimado.

Ni hablar, aunque esos memazos que nos dejaron los tres debates nos dieron mucha risa, sin duda no salieron nada baratos. 

Comentarios