¡No era Marcela, era AMLO! Las reacciones al 11° capítulo de la serie de Luis Miguel

Un domingo difícil, histórico. Un domingo que jamás será como cualquier otro pues, más allá de estrenarse el 11° capítulo de la serie de Luis Miguel -tan solo dos episodios más y la primera temporada llegará a su fin-, es el día en el que el rumbo de México se definió y que gracias a la democracia los resultados favorecieron a la mayoría. Pasaron 12 años para que no hubiera tantas -sí, tantas- tranzas, para que las voces y necesidades fueran escuchadas; para que la gente saliera al Zócalo a dar gritos llenos de esperanza.

Pero también estuvo el internet, también estuvo el odio, la inconformidad, la indiferencia y por supuesto, los trolls, que ni prontos ni perezosos ligaron la parte en la que Luis Miguel continúa en la búsqueda de su madre, Marcela Basteri, y la “victoria” -porque todavía no es oficial- de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

De entrada es importante hacer un mini resumen del capítulo, y eso es que básicamente muestra la decadencia de Luisito Rey en 1991 al punto de que tuvo que doblegarse, cerrar su disquera, rogarle a Andrés García para que promoviera su disco, y finalmente llevarle un gran jamón a su hijo quien, después de un concierto, baja de las escaleras, va contento, ve a su padre y simplemente decide ignorarlo.

Muchos corazones rotos -porque sí, de entrada lo primero que te genera ver esa escena es shock-, pero también muchos otros pensamientos de justicia, porque más tarde, se ve cómo Luis Miguel adolescente le canta a su mamá durante uno de sus conciertos en Argentina -donde Marcela fue vista por última vez-. Cuando están en la casa y casi listos para irse a Londres, Luisito Rey llega de imprevisto y así, sin más ni más, pone a sus hijos a elegir con quién se quedarán, ya que él y Marcela se separaban luego de que ella le descubriera todas sus infidelidades. Alex se queda con Marcela y Luis Miguel, influenciado por su padre, por el poder, la fama y el miedo, elige a Luisito Rey.

¡No era Marcela, era AMLO! Las reacciones al 11° capítulo de la serie de Luis Miguel

Cuando pasa todo esto llega el punto en el que Micky de 1991, finalmente logra que Federico, el novio de Issabela Camil, le ayude para que contacte a El Mosad, agencia de investigación de Israel, para que pueda localizar y saber qué fue lo que pasó con su mamá y como “agradecimiento”, digamos que finalmente su romance se ve consumado.

Por estas cosas, por la decepción de no encontrar a su madre, por las elecciones y a unas cuantas horas de que se defina si México continúa en el Mundial de Rusia 2018, acá te dejamos algunas reacciones al 11° capítulo de Luis Miguel: La serie.

Comentarios