“Por el bien de todos, primero los pobres”: AMLO en su primer discurso como presidente electo de México

La tercera fue la vencida. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ganó la elección presidencial y, como debía ser, su primer discurso como presidente electo desató todas las emociones contenidas a lo largo de 12 años.

Luego de hacer un triunfal recorrido por las avenidas de la Ciudad de México, AMLO arribó al Hotel Hilton, donde ya lo esperaban los medios de comunicación convocados para el primer mensaje del candidato de Morena, en su calidad de presidente electo de México.

“Ese es un día histórico y será una noche memorable, una mayoría importante ha decidido iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México. Agradezco a todos los que votaron por nosotros y nos han dado su confianza para encabezar este proceso de cambio verdadero. Expreso mi respeto a quienes votaron por otros candidatos”.

“No apostamos a construir una dictadura (…) Los cambios serán profundos, pero se harán con apego al orden constitucional. Habrá libertad  de expresión, de creencias y de asociación  (…) En materia económica se respetará la autonomía del banco de México. Habrá disciplina financiera y fiscal. Se respetarán los compromisos contraídos con el sector privado., pero serán revisados los contratos de empresas con el gobierno. “Se acudirá al Congreso y a tribunales” para echar atrás dichos contratos. “No habrá expropiación de bienes”.

“Erradicar la corrupción será la misión del nuevo gobierno. De ninguna manera se tolerará la corrupción. Sobre aviso no hay engaño. Incluyo a compañeros de lucha, a funcionarios, amigos y familiares. Un buen juez, por la casa empieza. Todo lo ahorrado de este combate se destinará al desarrollo del país. No habrá necesidad de aumentar impuestos ni contraer más deuda. No habrá gasolinazos”.

“Se escuchará a todos, pero sobre todo a los pobres, especialmente a los pueblos indígenas”, agregó AMLO, para luego señalar que cambiará la estrategia de seguridad. Además, a partir de mañana se reunirá con especialistas, iglesia, ONU y demás instancias que puedan ayudarlo a comenzar de buena forma su gobierno. “Habrá mando único”, adelantó.  Con Estados Unidos, dijo que se buscará un diálogo basado en el respeto mutuo, intentando lograr los mejores acuerdos en beneficio de los paisanos que están en calidad de inmigrantes.

Destacando el papel no intervencionista de Enrique Peña Nieto en el proceso electoral (no como los anteriores presidentes), también expresó la función de los medios de comunicación al no propagar “la guerra sucia”… exaltando la función de “las benditas redes sociales”.

De acuerdo con las encuestas de salida, Andrés Manuel López Obrador ganó la elección presidencial por un amplio margen. Según la encuesta de El Financiero el de Morena obtuvo entre 43 y 49% de los votos. En segundo lugar se colocó Ricardo Anaya, consiguiendo entre 23 y 27%…  sólo poquito arriba de José Antonio Meade, cuyos 22-26% lo posicionaron en el tercer sitio de los resultados.

Los resultados de salida de las encuestadoras fueron confirmados por el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, quien – los números oficiales – consolidó los motivos de festejo de toda la gente que se ha reunido en el Zócalo capitalino: el conteo rápido muestra que la tendencia de la votación es la siguiente: Ricardo Anaya Cortés 22.1-22.8%, José Antonio Meade 15-16% y AMLO 53.0-53.8%.

Rapido-conteo-grande
Foto: Redacción

Desde antes de conocerse el mensaje de Lorenzo Córdova, los adversarios de Andrés Manuel López Obrador ya habían reconocido el sentido de la elección. “Reconozco su triunfo, le expreso mi felicitación y le deseo el mayor de los éxitos”, declaró Ricardo Anaya tras darse a conocer los resultados de las encuestas de salida.

Por su parte, José Antonio hizo lo propio: “de acuerdo con los resultados preliminares, reconozco que las tendencias no nos favorecen (…) “Me voy como llegué, con la frente en alto, y el corazón lleno. El camino sigue, y estoy seguro que nos volveremos a encontrar“.

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, aceptó el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, advirtiendo que, ahora que regrese al gobierno de Nuevo León, desde ahí se colocará como un crítico de la administración del futuro presidente. Sin embargo, agregó que, pese a no estar muy de acuerdo con las políticas de AMLO, apoyará su gestión.