Juegos de eliminación directa, la deuda de Juan Carlos Osorio con el Tri

Juan Carlos Osorio es el segundo estratega de la Selección Mexicana que cumple un ciclo mundialista en las últimas tres décadas y más allá de que se le renueve el contrato o no como timonel del Tri, el colombiano cierra este ciclo con una deuda importante, pues no pudo ganar un partido de eliminación directa.

 

El Tri cayó 2-0 frente a Brasil, que se perfila como candidato serio para conseguir el título en el Mundial. Aunque el cuadro mexicano dejó el alma en la cancha, el equipo de Osorio queda con ese estigma, pues en duelos eliminatorios se quedó corto tanto en Copa América, Copa Confederaciones y también en el Mundial.

 

En la Copa América del 2016, el Tri avanzó a los Cuartos de Final como líder del Grupo C, y en la siguiente etapa del torneo Chile vacunó con la mayor goleada en la historia de la Selección Mexicana, 7-0.

La siguiente prueba del combinado mexicano fue el año pasado, en la Copa Confederaciones de Rusia. El cuadro mexicano clasificó a las Semifinales como segundo lugar del Grupo A y Alemania venció con una mano en la cintura 4-1. En el juego por el tercer lugar, contra Portugal, los de Osorio fueron derrotados 2-1 en tiempos extra.

Para el Mundial de Rusia, ya sabemos la historia. Triunfo impresionante contra Alemania, victoria contra Corea del Sur, derrota frente a Suecia y México se instaló en los Octavos d Final como segundo del Grupo F. Brasil era el sinodal perfecto para hacer historia y clasificar al quinto partido por primera vez desde México 1986, pero la historia fue otra.

 

Sin embargo, en este ciclo también se sacaron algunas cosas positivas, como el triunfo contra Alemania y la victoria por primera ocasión en Columbus en una eliminatoria contra Estados Unidos.

Comentarios