5 cosas que podemos esperar de la llegada de LeBron James a los Lakers

El 1º de julio será recordado como un día en el que sucedió un cambio histórico. No, no estamos hablando de las elecciones presidenciales de México, sino del anuncio de que LeBron James, el mejor jugador de este siglo, y tal vez de todos los tiempos, decidió llevar sus talentos al Oeste para firmar con uno de los equipos emblemáticos de la NBA y del deporte.

James, a través de la agencia Klutch Sports que lo representa, notificó al mundo que firmará con los Lakers de Los Ángeles un contrato por los siguientes 4 años y 153.3 millones de dólares. Este movimiento tendrá grandes repercusiones en toda la Liga, y esto es lo que podemos esperar.

¡Lebron James llega a los Lakers!
Foto: NBA-TNT

1. Los Lakers regresarán a la prominencia

Después de las cinco campañas más desastrosas de la historia de los Lakers, la llegada de LeBron inmediatamente los pone como candidatos a postemporada y más. Si con un equipo verdaderamente mediocre en Cleveland logró llegar hasta las Finales, con un mejor cuadro seguramente podrá aspirar a algo más.

La conferencia del Oeste es mucho más complicada que la del Este, pero podemos esperar que LA sume unas 18 victorias más que en la campaña pasada y llegue a una de las altas posiciones a postemporada. Si hay algún otro cambio, como la llegada de Kawhi Leonard, que se rumora como una alta posibilidad, los Lakers se podrían convertir incluso en contendientes al título.

2. La Liga cambiará el formato de playoffs

Los ganadores de los últimos 10 premios MVP ahora juegan en la conferencia del Oeste. El balance entre conferencias está peor que nunca, y aunque esas son buenas noticias para los Celtics de Boston y los Sixers de Philadelphia, no lo son para la NBA. Ha habido pláticas para cambiar el formato de postemporada, y nunca ha habido tantas razones como ahora. La Liga podría pasar a un formato entre los 16 mejores equipos y deshacerse de las conferencias durante el contrato de LeBron.

3. Se iniciarán nuevas rivalidades

La rivalidad Boston – Los Ángeles será otra vez importante, ahora que Kyrie Irving, excompañero de James, está con los Celtics. Pero también habrá una nueva rivalidad entre Golden State y los Lakers, que a pesar de estar en la misma división, en realidad nunca han tenido enfrentamientos importantes.

Ahora las cosas cambiarán, y los cuatro enfrentamientos entre ambos serán vitales, más lo que pueda suceder en playoffs. También habrá una rivalidad marcada entre Oklahoma City y Los Ángeles, luego de que Paul George decidió no llegar a los Lakers a pesar de ser muy vocal en sus intenciones de hacerlo y firmó nuevamente con el Thunder. Los fans de LA no se lo van a tomar nada bien.

Getty Images

4. Van a salir fans de los Lakers de todos lados

Es posible que el jersey de LeBron en los Lakers se convierta en el más vendido de la historia. La llegada del mejor jugador del mundo al equipo más importante de la Liga va a propiciar toda clase de locura, y la Liga se va a beneficiar mucho por ello. El interés por la NBA alcanzará otro nivel durante esta campaña, parte por morbo, parte porque mucha gente se volverá aficionada de la noche a la mañana de los angelinos.

Durante los últimos años de Kobe Bryant en el equipo, ya existía una cultura en China y otros países asiáticos de viajar a California a ver partidos de los Lakers, y ahora James seguramente incrementará el turismo de basketball. Claro, los verdaderos fans de los Lakers son los principales beneficiados, después de sufrir años de mediocridad al fin tienen una alegría real.

5. Veremos a LeBron en todos lados

El marcado de Los Ángeles es el segundo más grande de Estados Unidos, pero los Lakers también son una marca global. Parte de las razones por las que James llegará a California tiene que ver con el deseo del Rey de expandir sus horizontes. El clima, su familia, que Magic Johnson sea el jefe de operaciones de basketball, todo eso influyó, pero desde un punto de vista de negocio, los Lakers eran la mejor opción para alguien que quiere convertirse en billonario.

James pudo haber ganado más dinero firmando con los Cavs por cinco años, pero los aproximadamente 50 millones de dólares que perdió por no firmar ese contrato lo recuperará con patrocinios. Ah, y esperen más de LeBron el actor, porque seguramente lo veremos aparecer en películas y series de TV más seguido. Y no lo hace nada mal.

Comentarios