Triste pero cierto: Hay una edad en la que dejamos de descubrir nueva música

Hay una edad para todo. Conforme algunas personas crecen, se niegan ciertas libertades de manera consciente como consecuencia de algunos rituales culturales: ya no se visten de cierta forma; evita a toda costa ciertos alimentos que pueden hacer daño es primordial;, hacer ejercicio es un sueño lejano, algunos achaques relacionados con el estrés surgen; ni se diga de las fiestas porque la hora de dormir es sagrada; los gustos culposos se dejan de lado para dar paso a las necesidades básicas de la vida adulta; y lo peor de todo, se olvidan de escuchar música nueva…

De acuerdo con un nuevo estudio, hay una edad en la que dejamos de escuchar nueva música. Descubrir un artista nuevo se convierte en cosa de pasado y nos atascamos con las bandas y sonidos de siempre. Sí, triste pero cierto. Deezer, una plataforma de streaming de música, mandó a investigar en algunas zonas de Inglaterra este fenómeno llamado “parálisis musical” que representa, como mencionamos, una crisis de los treinta en la que no se exploran nuevos sonidos.

Todo empieza cuando se cumplen 30 años y seis meses de edad, así de exacto, y se relaciona con la extraña sensación de llegar a una nueva década y dejar atrás esa juventud liberadora para apegarse a la vida adulta y responsable. Pero, ¿por qué? Los participantes del estudio dejaron de escuchar música y dedicarle tiempo de calidad por diversas razones –o mejor dicho pretextos– relacionados a las actividades del hogar y la construcción de una familia.

Aproximadamente 60 por ciento de los participantes, admitieron que se quedan con lo de siempre, con la vieja confiable. No toda la culpa es de la apatía ni de las criaturas, sino también del bombardeo de propuestas musicales que salen día con día. Al noroeste de Inglaterra, algunos participantes dijeron que se olvidaron de esta actividad entre los 23 y los 24 años. Crítico, ¿cierto?

Sin embargo, siempre hay una esperanza… y esa se encuentra en Escocia, donde los melómanos se resisten pasados los 40 años. ¿Qué podemos hacer ante una inminente parálisis musical? La alquimia nos falló a todos y el elixir de la eterna juventud todavía no está disponible, pero envejecemos menos si disfrutamos de aquellos pequeños placeres que la música, sin duda, nos regala sin recibir nada a cambio.

En México y algunos países de América Latina, quizá las cosas sean distintas y se aplique la contraria: la música, sin importar la edad ni las circunstancias, rejuvenece.

Estamos hablando de:

Música
Comentarios