Inglaterra vence su maleficio en los penales 22 años después

Las tandas de penales representan un trauma en el futbol inglés. Por ello, tras empatar con Colombia en tiempo regular y tiempos extra en el último juego de los Octavos de Final, llegaron varios recuerdos de no tan agradable final para la escuadra británica.

Y es que en las últimas siete definiciones desde el manchón penal, entre Mundiales y Eurocopas, sólo había ganado una, en la Euro de 1996, cuando superó a España en Cuartos de Final. En pocas palabras, los penales eran su coco.

La maldición de Inglaterra inició en el Mundial de Italia 1990, cuando Alemania superó al equipo británico y el delantero Gary Lineker inmortalizó su frase célebre:  “El futbol es un juego simple. Veintidós hombres persiguen una pelota durante 90 minutos y al final, Alemania siempre gana”.

En la Euro 1996, de la cual fue anfitrión, despachó a los españoles y clasificó a las Semifinales, pero otra vez se midieron con Alemania, otra vez en Semifinales y oooootra vez perdieron en una serie que requirió la muerte súbita.

 

Dos años después, igualó en Octavos de Final del Mundial Francia 1998 y el arquero argentino mandó de regresó a casa a la Inglaterra del entonces joven David Beckham. 

El Spice Boy fue el antagonista en la definición contra Portugal en la Euro del 2004 al resbalarse y mandar el balón en el poste. De esta forma, Beckham y compañía quedaron eliminados en Cuartos de Final.

Y como nunca han sido buenas las segundas partes, el equipo de los tres leones volvió a chocar con Portugal en los Cuartos de Final del Mundial de Alemania 2006 y los lusitanos volvieron a imponerse.

El último recuerdo de esta extraña y cruel maldición fue en la Euro del 2012, celebrada en Polonia y Ucrania. Inglaterra se encontraron con Italia y Gianluigi Buffon detuvo dos disparos en los Cuartos de Final.

 

22 años después, Inglaterra puede presumir el fin de esta sequía contra Colombia gracias al penal fallado por Mateus Uribe y al que atajó Jordan Pickford a Carlos Bacca.