Ecuador: Fiscalía ordena prisión preventiva contra expresidente Rafael Correa

Ahora es Ecuador el país que se muestra cómo exmandatarios caen por haber abusado de su poder durante su mandato. Al parecer, no tardaremos en ver al expresidente Rafael Correa tras las rejas.

La Fiscalía General de Ecuador solicitó a la Corte Nacional detener y poner bajo prisión preventiva al expresidente del país, Rafael Correa. De acuerdo con diversos medios, Correa será procesado por el delito de secuestro, el cual habría cometido contra el exasambleísta opositor a su administración, Fernando Balda.

Rafael Correa, expresidente de Ecuador
Foto: Milenio

La situación de Rafael Correa llegó hasta este punto, debido a que desde el pasado 18 de junio un juez dispuso que debía comparecer cada quince días ante un juez en Quito, Ecuador, dado que el crimen del que se le acusa es considerado judicialmente como un crimen de Estado. Sin embargo, Correa se hizo güey y, en lugar de acatar la orden judicial, se limitó a dar la cara en el Consulado de Ecuador en Bruselas, Bélgica, ciudad en donde reside desde hace un año. Así que, dado que parece que al expresidente se le dificulta comparecer cada quincena ante la justicia, la Fiscalía decidió tenerlo de tiempo completo.

Para lo anterior, ya que Rafael Correa reside en Bélgica, las autoridades de Ecuador solicitaron la emisión de la alerta roja ante la interpol, con el fin de detener y extraditar al expresidente (armen la quiniela: ¿a quién agarran primero, a Correa o a Karime Macías?)

De acuerdo con El País, el expresidente de Ecuador consideró la medida en su contra como un “grave atropello a la justicia” y a sus derechos. “Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así jamás prosperará en un Estado de derecho como Bélgica”, escribió en Twitter.

El secuestro del que se le acusa a Correa ocurrió en 2012. Según las investigaciones del caso, el expresidente fue la cabeza de toda una cadena de mando que ordenó el secuestro del exlegislador Balda. La privación de la libertad de Balda ocurrió mientras éste se encontraba en Colombia, país al que escapó luego de ser condenado por calumnias contra el entonces presidente de Ecuador. Las investigaciones en Colombia determinaron que tres agentes de inteligencia de la policía ecuatoriana habían contratado a delincuentes comunes, ahora en prisión, para “detener” a legislador Balda… pasándose por el arco del triunfo que, por estar en otro país, no era su jurisdicción. Así, la detención era realmente un secuestro. Luego se supo que la paga de los plagiadores salió del erario ecuatoriano.

El secuestro de Balda fue evitado por la policía de Colombia, la cual extraditó al exlegislador para Ecuador, donde cumplió una condena de dos años. “Tiene que haber justicia para todos los crímenes de Estado que se cometieron. No para uno solo”, reclamó Balda.

Comentarios