‘The Wedding’: La realidad de Batman y Catwoman que nunca veremos fuera del cómic

La gran mayoría de los fanáticos de los superhéroes, no tienen ni idea que las series de televisión animada, las películas taquilleras –de Marvel porque de DC no tanto– y los cómics, son tres mundos totalmente distintos que lo único que tienen en común es el personaje principal pero que se aborda desde perspectivas distintas.

El Batman de Tim Burton fue totalmente distinto al de Joel Schumacher con todo y sus pezones marcados. Ni qué decir de la trilogía de Christopher Nolan que nos presentó a dos personajes que abordaban más los aspectos psicológicos de un hombre con dos versiones de sí mismo, y el espacio en el que se desarrollaba. Ahora, estamos en medio de un Batman que no ha terminado de fascinar a las audiencias ni de un lado ni del otro; es decir, ni Bruce ni Batman.

Así que, con esto, quizá ya sea tiempo de que los pocos conocedores se acerquen a los cómics y descubran que hay más de este personaje de lo que se puede esperar ver en las pantallas. Y uno de esos elementos se encuentra en el #50 de Batman escrito por Tom King e ilustrado por Mikel Janin y June Chung para el 4 de julio de 2018.

A las 6 am de ese día, Bruce Wayne y Selina Kyle se iban a casar. Sin embargo, algo salió mal y Bruce se quedó solo en el altar esperando a una mujer que durante más de 70 años y en diversas situaciones, ha sido su interés amoroso, su colaboradora y enemiga.

The Wedding, título del número, presentó un evento que llevaba muchos años de espera pero que al final salió mal, muy mal. En la portada de este número, se puede ver a Batman y Catwoman junto a una cordial invitación para que todos los lectores se unieran a una ceremonia que se supone sería íntima en la cima de Finger Tower.  

La boda de Batman y Catwoman que no terminó
Portada de ‘The Wedding’.

The New York Times fue el primero en spoilear los eventos y el terrible desenlace de Bruce cuando Selina se da cuenta que su matrimonio con Bruce, el cual es más Batman que individuo, afectaría su trabajo como vigilante de ciudad de Gótica y, por ende, su vida personal. “Bruce, sigues siendo un niño. Un niño herido”, le escribe en una carta cuando su amiga se da cuenta que el héroe necesita sentirse miserable para combatir el crimen. “Para salvar el mundo, los héroes hacen sacrificios. Mi sacrificio es mi vida, eres tú”. Sin embargo, la verdad detrás de quedarse parado solo en el altar va más allá de una conclusión consciente de Selina: en la última página del cómic, nos enteramos que Bane está detrás de todo el asunto…

Y con esto, es que entendemos que a pesar de que Nolan nos dio al mejor Batman de todos los tiempos bajo la imagen de Christian Bale, la realidad del justiciero es totalmente distinta e interesante. En entrevista con Entertainment Weekly, King comentó: “Mi trabajo como el escritor de Batman es mostrar algo que nunca antes de había visto. Un Batman en el altar que se acercaba a la felicidad pero que le fue arrancada. Eso es algo que nunca antes se había visto”.

La boda de Batman y Catwoman que no terminó
Bruce Wayne y Selina Kyle / New York Times

Desde el mundo de los cómics hubo algunos acercamientos a esta perspectiva, pero desde el cine, que es a donde más audiencia llega, jamás. Lo más cercano a una relación entre Catwoman y Batman, fue en The Dark Knight Rises cuando Alfred lo encuentra en alguna parte de Europa con ella después de haber fingido su muerte. Pero no más.

“Los próximos números exploran el dolor y cómo es que trata de superarlo. Es la parte más emocional de la historia. Veremos al Robin original como cuando tu mejor amigo duerme en tu sofá cuando una novia te deja”.

Ahora, la pregunta es la siguiente: ¿Alguna vez veremos a este Batman fuera de las ilustraciones? En caso de ser así, nos estaríamos enfrentado a un personaje mucho más complejo de lo que creímos y que terminaría con la línea de superhéroes que hemos seguido durante los últimos 10 años. Pero en lo que sucede, y como mencionamos, quizá sea hora de darnos una vuelta por las tiendas de cómics…

Comentarios