A propósito de ‘El Mijis’: Hablemos del Viceministro de Cultura de República Checa

Prejuicios van y prejuicios vienen. Pecado del que absolutamente nadie nos libramos y del que todos hemos sido víctimas y victimarios. Y ahora, con el reciente caso de ‘El Mijis’, quien se postuló como diputado local del 8º distrito por Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social en el estado de San Luis Potosí y dio mucho de qué hablar debido a su “apariencia de cholo” y a unas noticias falsas de supuestos antecedentes penales, es momento de hablar de un muy buen ejemplo de tolerancia, prejuicios, y democracia del otro lado del mundo.

Foto: Heraldo de México

En esta línea de ‘prejuicios’ y de ‘historias del primer mundo’, hablemos de Vladimir Franz. Justamente, su nombre podría no resultarte familiar, pues se trata de un abogado, político, artista, compositor de música clásica, y docente, nacido en República Checa el 25 de mayo de 1959.

Probablemente al leer su increíble e inconmensurable experiencia y trayectoria, (en Chrome puedes activar la traducción automática del texto a inglés), tu subconsciente, educado por nuestro entorno del día a día, te haya traicionado y te haya hecho imaginar cómo luciría una persona con estos logros; qué características tendría y qué rasgos físicos sería ‘algo común’ de una persona con estos logros.

Aunque se graduó con un título de Doctor en Derecho, voluntariamente decidió no ejercer esta profesión. La práctica de la ley totalitaria no le hablaba de ninguna manera. Lo que realmente le movía eran las arte, debido a la independencia que sentía en esta área.

Aquí te va una foto de Vladimir Franz:

Vladimir Franz
Foto: Especial

Vladimir dio mucho de qué hablar en el 2013, ya que fue el candidato a la presidencia que recibió más atención mediática en las elecciones de dicho año ya que aparte de ser independiente, reunió 88000 firmas en las que el pueblo pidió que fuese candidato a la Presidencia de la República Checa… ah, por cierto, ¿ya te dijimos que tiene el 90% del cuerpo tatuado?

De hecho, desde su campaña política le decían ‘el candidato verde’, nada qué ver con el medio ambiente y la ecología, sino porque lucía verde, literalmente, gracias a los tatuajes que tiene en el rostro.

Y aunque el llamado ‘candidato verde’ no ganó las elecciones de 2013, dio una gran lección al mundo acerca de tolerancia y democracia, y de cómo el hecho de tener tatuajes no marca la diferencia entre las personas, ni mucho menos la manera de vestir. Cabe mencionar, que a pesar de haber sido un candidato independiente, se quedó con el 3er lugar en esa jornada electoral del país europeo.

Elecciones en República Checa
Foto: 9GAG

¿Qué habría pasado si alguien en estas mismas condiciones, hubiera querido postularse para algún cargo político en México? Seguramente estarás pensando: “ja, no hubiera llegado ni de chiste”, y aquí es cuando debemos regresar a la historia de ‘El Mijis’, y de cómo (aunque no lo parezca) estamos creciendo a pasos mínimos si de democracia hablamos, ya que por donde lo queramos ver, él fue la persona que eligió el pueblo para que los represente. Podrán adjudicar el triunfo al ‘Tsunami de Morena’ y de cómo mucha gente optó por el partido del tabasqueño gracias al mismo tabasqueño. Pero democracia, es democracia.

Foto: Especial

Vladimir Franz, dijo alguna vez en una entrevista: “Mis tatuajes son mi pequeño jardín privado, ellos no son un obstáculo, me dan más valores, porque las elecciones no son un concurso de belleza. Se trata de la tolerancia y la cultura“. Vaya, no lo pudo haber dicho mejor. Y aunque entre el debate de –más allá de criticar la manera de vestir o de hablar, se critica la preparación necesaria para desempeñar un cargo público–, debemos dejar claro y puntualizar que así funciona la democracia. El pueblo elige.

Actualmente, Vladimir Franz es el Viceministro de Cultura de República Checa, y no ha dejado de apoyar las artes, de hecho, hace poco presentó en Praga su último disco de ópera.

Acá puedes leer la biografía de Vladimir Franz

Notas relacionadas

Comentarios