‘Si el PRD ya no sirve, lo disolvemos y hacemos otro partido’: Juan Zepeda

¡Qué cómodo! Después de las fallidas elecciones para el Partido de la Revolución Democrática (PRD), para el aspirante a senador y político rockero, Juan Zepeda, solo hay dos opciones para seguir activos en la polaca: o se organizan todos los militantes para levantar el Sol Azteca o más fácil, lo disuelven y arman otro. Total, nos faltan nuevos partidos políticos. Not.

Juan Zepeda, exalcalde de Nezahualcóyotl, se hizo famoso por aparecer de la nada —en 2017— en la carrera por la gubernatura del Estado de México y mandar al cuarto lugar al Cruz Azul de la política a Josefina Vázquez Mota. De ahí, ha subido en las filas partidistas como la espuma; tanto, que se ganó un lugarcito como Senador y ahora anda con las confianzas para proponer disolver un partido que va a cumplir 30 años de vida.

En su conferencia de prensa, Zepeda calificó este 2018 como el “peor resultado en la historia del PRD” y prometió que intentará levantarlo a través de nuevos estatutos, disolver corrientes y contarle a todos que el PRD “no es una franquicia para conseguir candidaturas”. Si eso no funciona, pues ‘al cuerno’, fundarán uno nuevo.

Para el perredista mexiquense, estos dos escenarios van a requerir “mucha voluntad” y a ver cómo les toca. Total, “ahora se trata de sumar”. Zepeda negó que la situación tuviera algún culpable y hasta la alianza con el PAN tuvo sus lados buenos: “si no se hubiera concretado la coalición, el PRD, no tendría registro”, reportaba Excélsior.

¿Y si sí truena la bomba?

En su conferencia, Zepeda no propuso ningún nombre para cambiar el partido que se fundó en 1989. Sin embargo, si quieren armar un nuevo partido no suena tan complicado.

Según la Ley General de Partidos Políticos para fundar una nueva organización política nada más necesitas 231,721 firmas. Bueno, en realidad, la ley dice que necesitas el 0.26% del padrón actual y la lista nominal supera los 89 millones. Curiosamente, esas son muchas menos firmas que lo que le pidieron a los candidatos independientes a la presidencia.

Una vez armado con tu flamante partido, ahora sí, a buscar coaliciones rasguñar el 3% para no perder el registro o hacerle como Zepeda e intentar “hacer un llamado a esos sectores progresistas y, así como alguna vez surgió el PRD, usar sus siglas para fundar un nuevo partido”.

*Foto de portada: Politico.mx

Comentarios