Neymar y el emotivo mensaje a Gilberto Martínez, el mexicano que homenajea a su familia en Rusia

¿Recuerdan a Gilberto Martínez, el mexicano que nos conmovió a todos con el homenaje que le hizo a su familia en Rusia? Este abogado de profesión y amante del futbol de corazón, tenía planeado viajar con su esposa Vero, y sus dos hijos, Diego y Mía.

Sin embargo, durante un viaje a Miami, Estados Unidos, Gilberto perdió a toda su familia en un accidente automovilístico en el mes de abril. Él no hizo el viaje al país norteamericano, pero asegura que ninguno de los integrantes de su familia sufrió, pues perdieron la vida en el instante.

Su hijo Diego tenía el gran sueño de ver a Lionel Messi y Neymar en vivo. Ya había contemplado a los dos cracks en un juego amistoso del Barcelona en Miami, donde radicaba uno de sus tíos, pero verlos en pleno Mundial sería una experiencia fantástica.

Por recomendación de su psicóloga, viajó a Rusia como parte de su terapia y allá se dio a la tarea de buscar a Neymar para conseguir el autógrafo que tanto deseaba Diego, pero Gilberto obtuvo una recompensa mayor.

El brasileño supo de la historia de Gilberto y le grabó un video en el que Neymar intenta consolar al mexicano poniéndose en su lugar, pues también es padre de un niño que ama el futbol.

“Hola Gilberto, estoy aquí para mandarte un saludo. Muchas gracias por el cariño, no me puedo imaginar cómo has pasado los últimos meses, ha sido muy difícil, pero estás aquí por tu familia, cumplir un sueño”, dijo el jugador brasileño desde el hotel de concentración de la Verdeamarelha. Gilberto compartió el video en su cuenta de Twitter.

Este mexicano, quien es un ejemplo por su fortaleza para afrontar tan complicada situación, también ha contado con el apoyo del portero Guillermo Ochoa, con quien tiene una especial relación. Gilberto le regaló los guantes con los que Diego solía jugar y después del triunfo contra Alemania el arquero le dedicó el triunfo mediante un mensaje de texto: “Esto  fue por tu familia”.

Aquel día fue sumamente complicado para Gilberto, pues el partido se celebró justo el Día del Padre, en el cual nuestro héroe no pudo contener el llanto. “Era muy difícil. Era el momento de llegar, de vivirlo, de pensar en ellos. Hubo momentos muy fuertes, el momento del gol, el himno, cuando termina el partido. Drené mucho y saqué mucho”.

Comentarios