El día que Bélgica no pudo ser Campeón del Mundo gracias a Maradona

A un paso de la gloria. Al ‘Rey’ de México le faltaba una última aduana para conquistar el Olimpo. Diego Armando Maradona, el de la mano de D10S, y el de esa sublime jugada de videojuego, tenía en su penúltima cita una batalla que conquistar.

Y el rival, aunque no tenía el pedigrí de Italia, Brasil o Inglaterra, contaba con un arquero con reflejos de gato y 8 inmensos tentáculos: Jean-Marie Pfaff, el portero de la Selección de Bélgica representaba mejor que nadie a un comando de guerra, muy divertido para jugar al futbol y muy aguerrido para ser vencidos.

La selección de Bélgica siempre competitiva

Así como hoy, (Rusia 2018), Bélgica sorprendió al mundo al eliminar a Brasil, el país más ganador del planeta, con una armada muy juvenil, pero no por eso menos competitiva. En 1986, los ‘Diablos’ representaron una verdadera sorpresa.

Ubicada en el grupo B, junto al TRI (México 1986). El camino de Bélgica fue una calzada con baches. Aún así logró calificar como tercer lugar. Bélgica eliminó a la URSS en octavos y España en Cuartos. El sueño terminó en las semifinales, por culpa de un tal Maradona.

Bélgica
Foto: Getty Images

¡Hasta pronto, Bélgica!

Una vez más, el Diego cargaría con las esperanzas de Argentina en la mochila. Aunque esta vez, Argentina necesitó de su D10S y de un genio, Burruchaga. Un jugadón en el aire, abrió el marcador para la ‘Albi’. 

La estocada final nació en tres cuartos de cancha con una nueva conducción del ‘Pelusa’ venció al mejor portero de México 86,  Jean-Marie Pfaff para el 2-0, Bélgica no pudo llegar a la Final, Maradona el futbolista, acrecentó su leyenda, esa que se ha empecinado en tirar el mismo en tiempos modernos. Pero esa, es otra historia.