“El trato de EU a México ha sido terrible”: Ebrard… pero “no se endurecerán posiciones”

Como futuro titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el buen Marcelo Ebrard ya dio señales de por dónde el gobierno de AMLO intentará mejorar la relación que se tiene con los Estados Unidos.

Bueno… primero, sin necesidad de clases de canciller, el exjefe del gobierno capitalino señaló lo evidente: “El trato que hemos recibido por parte de Estados Unidos ha sido terrible; México y los mexicanos hemos recibido un mal trato”. Sin embargo, pese a que la administración de Trump se ha pasado de rosca, no habrá un endurecimiento de posición.

¿Tons? Pues muy dentro de la línea buena ondita que presume la transición de López Obrador, Marcelo Ebrard previó que lo que buscará el próximo gobierno será “buscar áreas de entendimiento” con los Estados Unidos. Entonces, con esa misión en mente, lo que hará Ebrard – en su papel de secretario de Relaciones exteriores – será ” defender la dignidad de México, nuestros intereses y buscar las áreas de entendimiento que podamos tener”.

El primer chance de Ebrard para ir aplanando la pedregosa relación que México ha tenido en los últimos meses con Estados Unidos será el próximo viernes, cuando el secretario de Estado gringo, Mike Pompeo, visite nuestro país. “Viene a visitar México, es una visita de cortesía, ya la tenía agendada”, señaló Ebrard, agregando que la reunión se estará presente el virtual presidente, Andrés Manuel López Obrador, y que se llevará a cabo en la oficina de éste, en la colonia Roma.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos
Foto: Getty Images

Además de reunirse con AMLO, Pompeo se encontrará con EPN y Luis Videgaray. Se supone que los temas a tratar serán las políticas migratorias de Donald Trump, su intención de construir el muro fronterizo, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio (Nafta/TLCAN). Obviamente, aunque nomás se reunirá por “cortesía” con AMLO y su equipo, se prevé que los mismos asuntos serán abordados.

¿Y sólo eso? Bueno, quizás se le envíe una invitación más formal a Donald Trump para que acuda a la ceremonia de toma de protesta de AMLO, la cual se realizará en diciembre próximo. Y, una vez que López Obrador esté instalado como mandatario, Ebrard prevé que el primer encuentro entre ambos presidentes se dé después de diciembre. “Falta un buen trecho para organizar una reunión bilateral”.