Por seguridad, toque de queda para menores en Newark, Nueva Jersey

En cuanto a la seguridad y salvaguarda de los ciudadanos se refiere, el gobierno de cualquier ciudad, estado o país está obligado a garantizarla en todo momento, poniendo especial atención en épocas de mayor movimiento de personas en las calles. Aunque algunas medidas pudieran resultar extremas.

El alcalde de la ciudad de Newark -en el estado de Nueva Jersey en Estados Unidos-, Ras J. Baraka, así como el director de Seguridad Pública, Anthony F. Ambrose, anunciaron que a partir del pasado 6 de julio y hasta el 3 de septiembre de este año, entrará en vigor el Toque de Queda para Menores de Edad anual de verano.

El objetivo es garantizar que los menores de edad permanezcan bajo la supervisión de un padre o tutor durante la noche en los meses de verano. Ahora los menores de 18 años no pueden encontrarse a más de, aproximadamente, 100 metros de su residencia a partir de las 11 pm y hasta las 5:30 am del día siguiente.

El director Ambrose explicó que las horas nocturnas son particularmente peligrosas para los niños porque hay menos miembros de la familia y vecinos que están afuera para monitorear su seguridad. Explicó que están trabajando para proporcionar una “amplia presencia policial” en todos los vecindarios, sin embargo solicitan a los padres que cumplan con la orden de toque de queda.

“Nuestro plan es reducir las posibilidades de que los niños se conviertan en víctimas de delitos o se involucren involuntariamente en actividades delictivas “, señaló.

¿Y cuál es la sanción? 

Por medio de un comunicado, la ciudad de Newark establece que:

“Será ilegal que cualquier menor de edad menor de dieciocho años merodee, pase el tiempo, deambule, pasee, juegue, o permanezca en espacios públicos o las calles, carreteras y edificios públicos, lugares de entretenimiento y entretenimiento, instalaciones de transporte público, vehículos públicos utilizados para el transporte, lotes baldíos u otros lugares públicos dentro de los límites de la Ciudad, o a más de cien 100 metros de su lugar de residencia entre las horas de 11 p. m. y 5:30 a.m. del día siguiente”. 

Sin embargo, dichas disposiciones no se van a aplicar a los menores que estén acompañados por sus padres, tutores u otra persona adulta que tenga custodia del menor. 

Cualquier menor que sea encontrado por un oficial de policía fuera de su casa en el rango de tiempo establecido, será llevado a la estación de policía más cercana, donde sus padres podrán recogerlo. Tanto el padre como el menor recibirán una primera advertencia por escrito, mismo que será archivado en la División de Policía por 6 meses.

Si pasa por segunda ocasión, ya implica el arresto del menor. Y si dentro de los 6 meses siguientes de la segunda infracción se encuentra al menor violando de nuevo el Toque de Queda, tanto el padre como el joven serán citados a comparecer ante un juez. 

Nada más que en ese caso las multas pueden estar entre 100 y mil dólares.