Morena exige anular elección de gobernador en Puebla; “no hay de otra”: Yeidckol

Ya ni siquiera “voto por voto”. Según lo que han detectado en Morena, son tantas las irregularidades que se dieron en la elección en Puebla, el pasado 1 de julio, que lo mejor es la anulación.

La presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky anunció anoche que irán por la anulación de la elección de gobernador en Puebla. “No estábamos pensando en pedirla, sino sólo en voto por voto, casilla por casilla, pero con lo que pasó no hay de otra’’, señaló la morenista.

De acuerdo con la líder de Morena, la elección ganada por la candidata de la coalición PAN-PRD-MC tuvo un “cúmulo de irregularidades”, de ahí que la opción directa sea solicitar a las autoridades electorales la nulidad del resultado. ‘‘Fue un acto de máxima corrupción. Nos obligaron’’, aseguró Polevnsky.

El anuncio se dio luego de la reunión entre Yeidckol Polevnsky y el virtual presidente, Andrés Manuel López Obrador. De acuerdo con La Jornada, Polevnsky informó que un observador electoral de la Unión Europea le hizo llegar un video en el que se ve cómo con total violencia se llevó a cabo el robo de urnas durante los comicios del pasado 1 de julio. “Con armas largas, se robaron las cajas. Me dijo: ‘Qué bueno que salimos con vida de ahí’. Qué vergüenza que se hable así de México por una situación tan deshonesta como la de Puebla”.

puebla-fraude-morena-2018
Foto: @zoerobledo

Apenas el domingo el candidato de Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Miguel Barbosa, anunció que impugnaría el resultado de los comicios ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Una de sus opciones era la anulación del proceso. Ahora, Yeidckol señala que esa es la única opción. Morena ‘‘va a pelear hasta el final’’ y apoyará a todos sus candidatos, advirtió la líder del partido fundado por AMLO.

Además de objetar el resultado de la elección de gobernador, en Morena se acusa que el Instituto Electoral de Puebla intenta restar la mayoría que Morena logró en el Congreso local y, de pasada, salvar el registro de partidos menores. ¿Cómo? Alterando los resultados para que partidos como el PSI, Compromiso por Puebla, Panal y PRD logren obtener el 3% de votación necesaria para no decir adiós. De seguir con vida, estos partidos obtendrían una diputación plurinominal y, con ello, restarían poder en el Congreso a Morena.

Según los representantes de Morena que han hecho notar la supuesta jugada electoral (Barbosa, Yeidckol y el líder de Morena en Puebla, Gabriel Biestro Medinilla), la prueba reside en el hecho de que el Consejo General del IEE se ha negado a entregar la información sobre los resultados de cierre de cómputo de los consejos distritales.