Bryan Cranston reveló cuál es su frase favorita cortesía de Walter White

Breaking Bad llegó a la televisión para hacer historia. No sólo se convirtió en una de las series más vistas cuando se estrenó el piloto en 2008; sino también influenció la manera en que las series dramáticas se hacen y escriben y la capacidad de estos proyectos para la televisión de contar una historia que se sale de la ficción y del tema central, para dar paso a un análisis mucho más profundo de lo que parece.

En pocas palabras, Breaking Bad es un clásico que le debe su grandeza, en gran medida, a la complejidad y desarrollo de los personajes, sobre todo de los dos principales: Jesse Pinkman y el centro de este universo, Walter White, llevado a la pantalla por un Bryan Cranston que jamás se había visto.

A través de sus cinco temporadas y 62 episodios, White hizo de su personaje alguien memorable que a 10 años de su nacimiento, se ha convertido en una pieza central de la cultura popular del nuevo milenio. Por eso, no es de extrañarse que algunas de sus escenas, así como sus frases, se hayan convertido en algo para recordar.

Y así es como nadie puede olvidar el famoso “I am the one who knocks”, “stay out of my territory”, el “say my name” o “I did it for me”, por mencionar algunos. Sin embargo, ninguna de esas frases es la favorita de Cranston. En una entrevista para Entertainment Weekly, el actor reveló cuál de todas es, y para saberlo, nos remontamos al capítulo nueve de la quinta y última temporada titulado “Dinero Sangriento” donde Hank y Walter se enfrentan:

“No sé quién eres. Ni siquiera sé con quién estoy hablando”, le dice Hank a White en la cochera de su casa después de descubrir que su cuñado es Heisenberg, el hombre que ha estado persiguiendo durante dos años. “Si eso es cierto”, responde Walter, “si no sabes quién soy, entonces tal vez tu mejor rumbo sería caminar con cuidado”. En inglés, las palabras finales que sirven como una amenaza son “tread lightly”, y esas son las favorita de Bryan. Le gustan tanto, que incluso las escribe cuando los fanáticos de la serie le piden un autógrafo.

“Es su credo”, comentó en la entrevista. “Siempre fue muy cuidadoso. A pesar de que caminaba en campos minados, la mayor parte del tiempo tuvo mucho cuidado. Cuando no seguía su lema, fallaba. Como cuando le disparó a Mike. Eso fue muy emocional. Y el descaro de decirle a Jesse, ‘Vi a Jane mientras moría’”.

¿Y qué hay de su escena favorita? Igual, no es ninguna de la que los fanáticos tiene en mente. Al final del quinto episodio, “Carga de muerte” de la quinta temporada, Walter y Jesse, junto a Todd, interpretado por Jesse Plemons, asaltan un tren lleno de metilamina. Cuando Todd descubre que un niño que andaba en motocicleta los vio, saca su pistola y lo mata a sangre fría.

“Fue una construcción narrativa hermosa”, dijo Cranston. “Esto es lo que sucede cuando se te olvida que hay cierta relación con la moralidad y consecuencias para cada acción. Fue simplemente maravilloso”.