En el siguiente sexenio, se va la Comisión Nacional de Seguridad: Alfonso Durazo

Al salir de una reunión en la oficina de Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Durazo, propuesto como próximo Secretario de Seguridad Pública -SSP-, aseguró que el gobierno federal iniciará una depuración de la Policía Federal.

Los controles de confianza para la evaluación de policías ya no estarán basadas en la prueba del polígrafo, ya que el mecanismo se ha utilizado de manera corrupta para castigar a los elementos.

“Vamos a actualizar los mecanismos de certificación sobre la base de los avances tecnológicos. Vamos a hacer una separación obvia entre el crimen uniformado y aquellos integrantes de las policías que tengan interés auténtico en servir a la sociedad; no habrá crimen uniformado, eso se los podemos asegurar” afirmó.

Entre otras cosas también desaparecerán los seguros de gastos médicos mayores de los mandos medios policiacos y de los policías operativos, pero serán atendidos “sin falta” en las instituciones de salud que ya existen.

Agregó que se va a enviar una iniciativa al Congreso para desaparecer la Comisión Nacional de Seguridad -CNS-, funciones que pasarán a incorporarse a la Secretaría de Seguridad Pública. Sin embargo, el Consejo Nacional de Seguridad conservará sus funciones en el nuevo gobierno.

La Comisión  

Recordemos que tras la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el 2 de enero de 2013, la Secretaría de Gobernación se convirtió en la institución responsable de la seguridad pública en el ámbito federal.

Así surgió la figura del Comisionado Nacional de Seguridad -CNS-. Tiene -o tenía- la responsabilidad de auxiliar al titular de la Segob con la formulaicón y ejecución de las políticas de seguridad pública y en la coordinación con estados y municipios, dentro del Sistema Nacional de Seguridad.

La Comisión coordina a la Policía Federal, a Prevención y Readaptación Social y al Servicio de Protección Federal.