Boletos en reventa para la Final de Rusia 2018 alcanzan los miles de dólares

La Final de Rusia 2018 está a la vuelta de la esquina. Pareciera que fue ayer cuando estábamos reunidos viendo la inauguración y como por arte de magia ya sólo nos faltan tres partidos más para que acabe esta fiesta. Francia espera rival para el 15 de julio, pero lo que no puede esperar es la necesidad de conseguir un boleto para la Final del Mundial, por lo que los revendedores ya se pusieron en marcha para ‘hacer su semana’ en un día y comenzaron a poner en circulación los boletos para el partido… ¡a un precio 10 veces mayor que en taquillas! Algo de locos.

La reventa de boletos para la Final de Rusia 2018 alcanza los miles de dólares
Getty Images

Oficialmente el boleto más caro para este partido, tendría que estar en 500 dólares, que si bien es un precio alto, creo que las personas que están en Rusia se podrían costear, pero por la alta demanda, los revendedores se han hecho de una gran cantidad de boletos y en los alrededores del Estadio de Moscú comenzaron a ofrecerlos a la gente en 5 mil dólares, una cantidad exorbitante. 

La FIFA había autorizado la venta de boletos a los rusos en un precio más accesible en taquillas pero muchas personas han hecho uso de este privilegio para hacer negocio, pues en la reventa elevan mucho los precios. Los precios varían entre los mil 200 dólares que es el más barato, hasta los 5 mil, que sería el mejor posicionado, sea en las plateas y en la parte más cercana a la cancha.

La reventa de boletos para la Final de Rusia 2018 alcanza los miles de dólares
Getty Images

Si bien muchos de nosotros creeríamos que esto es un hecho ilegal, tal parece que a la policía rusa no le hace ningún ruido, pues alrededor de las inmediaciones del Estadio de Moscú y otras zonas, la reventa de boletos se hace a plena luz del día y los miembros del cuerpo policiaco sólo vigilan que no vaya a haber algún disturbio, más no hacen nada por evitar que se sigan vendiendo las entradas en miles de dólares.

Para este partido evidentemente se espera un lleno total y aunque muchos aficionados están rogando por encontrar un boleto para ver el partido, otros tendrán que dejar de comer por un par de días, porque con precios tan elevados, si se van a endrogar por un buen rato con las tarjetas de crédito.

Comentarios