Hasta la fecha, van 264 muertos y mil 800 heridos por protestas en Nicaragua

Este miércoles, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- confirmó que de acuerdo con el registro que tienen desde que inició la represión por las protestas sociales en Nicaragua, hasta la fecha han muerto 264 personas y resultaron heridas más de mil 800.


Sin embargo, el gobierno nicaragüense rechazó que se trate de un número real.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la CIDH, el brasileño Paulo Abrao, denunció que los que han sido detenidos por las autoridades han sido víctimas de violencia, malos tratos e incluso tortura antes de ser trasladados a la sede de la Policía Nacional.


Durante la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington, la canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, acuso que la CIDH no estaba siendo objetiva con la elaboración del análisis.

Aseguró que se trata de un informe apresurado y carente de objetividad. Además de que se requiere “tiempo, imparcialidad y de una actitud profesional para informar con aproximación a la verdad de lo que realmente ocurre en Nicaragua.


El secretario general de la OEA, Luis Almagro, consideró como “inadmisible” el ataque de paramilitares en contra de la población nicaragüense, acto que ha costado la vida a muchas personas. Explicó que la violencia como herramienta política hace “perder legitimidad inexorablemente a cualquier propósito ético-político”.

De igual forma, fueron censuradas las agresiones físicas que sufrieron los obispos de la basílica de San Sebastián, en la ciudad nicaragüense de Diriamba.

Estamos hablando de:

CIDH Nicaragua OEA