¡Toda una fichita! El historial de irregularidades de Plaza Artz Pedregal

La mañana de este jueves, una parte de la estructura de Plaza Artz Pedragal, sobre la lateral de Periférico, a la altura del Hospital Los Ángeles en la delegación Álvaro Obregón, se derrumbó. Afortunadamente, el secretario de Protección Civil, Fausto Lugo, explicó que no se reportan personas heridas, sólo daños materiales.

Sin embargo, la inauguración de la plaza se celebró apenas el pasado jueves 8 de marzo. Se trata de un conjunto de usos mixtos que fue desarrollado por Grupo Sordo Madaleno -GSM-. Durante el evento, estuvo presente Javier Sordo Madaleno Bringas, presidente de GSM, y el Dr. Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Foto: Sordo Madaleno

Durante todo el proceso de construcción, los vecinos denunciaron abusos por parte de los desarrolladores y varios medios reportaron irregularidades durante la construcción debido a las condiciones del terreno.

En entrevista para Aristegui Noticias, el vocero de Sordo Madaleno Arquitectos, Oscar Kaufmann, explicó que se detectó que algo “estaba mal” desde la mañana, por lo que se aplicaron los protocolos de seguridad y ocurrió una evacuación.

Esa fue la razón por la que se evitó que hubiera personas heridas o atrapadas debido al derrumbe. Aseguró que a pesar de que la plaza ya había sido inaugurada, el complejo todavía estaba en construcción, por lo que más o menos el 30 o 40% de la misma se encuentra operando.

Aunque no quizo hablar de lo que pudo haber fallado en la construcción, ya que no contaba con la información, vamos a echarle un ojito al historial de irregularidades.

Leer: Plaza Artz Pedregal no estaba al 100% de su construcción: Kaufmann

Picacho Lifestyle

Picacho Lifestyle fue una obra que se construía desde 2014 en Anillo Periférico Sur y la avenida Picacho, en el Pedregal, en la delegación Álvaro Obregón. El proyecto era de Grupo Sordo Madaleno con una inversión de 4 mil 900 millones de pesos y se tenía previsto que iniciara operaciones en 2016.

Sin embargo, la construcción ya presentaba irregularidades.

Foto: Sordo Madaleno

En agosto del mismo año, el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal -Invea- colocó sellos de suspensión provisional a la construcción ya que no contaba con medidas de protección a colindancias. 

Personal del Invea indicó que la clausura fue realizada de manera conjunta por el instituto y la Secretaría de Protección Civil en julio pasado y la obra no ha sido retomada debido a que la constructora de Lyfestyle Picacho no había subsanado las medidas de protección a colindancias.

Los vecinos ya había denunciado anteriormente que durante la excavaciones en el territorio del Pedregal se causaron daños a las casas que colindan con la zona de obras. 

Foto: Excélsior

Se colocaron los sellos INVEADF/OV/COE/003/2014 por parte del Invea y de la Secretaría de Protección Civil SPCDF/DGR/DJ/ME-OH/2014, mismos que suspendieron la obra.

De acuerdo con los datos a pie de obra, la construcción contaba con la Manifestación de construcción Tipo C, AOC-5162-2013, con vigencia de noviembre de 2013 a noviembre de 2016, y el director responsable de obra era José Alfonso Pérez Cortés, con la licencia 1051.

La delegación afirmó que no existían irregularidades en los permisos tramitados.

El proyecto quedó frenado.

Artz Pedregal y sus desgajamientos

En marzo de 2016, se llevó a cabo la presentación del nuevo proyecto de la desarrolladora inmobiliaria Grupo Sordo Madaleno.

Durante el evento, se explicó que se esperaba que en el segundo trimestre de 2017 quedaran listas las adecuaciones del complejo para que iniciara sus operaciones al cuarto trimeste de 2017. 

Sin embargo, el 26 de noviembre de 2016, se produjo un desgajamiento en la construcción. La explicación que dieron fue que se reventó tubería y reblandeció el suelo, por lo que se registró el incidente.

Un año después, en junio de 2017, integrantes de comités vecinales se manifestaron frente a la construcción del centro comercial en protesta por lo que consideraron “abusos de desarrolladores inmobiliarios que se estaban construyendo. 

Se llevó a cabo incluso una clausura simbólica de la Plaza.

Afirmaron que existía un desorden en el otorgamiento de permisos de construcción y que se manifestaba que la Ciudad de México estaba despoblada y que le faltaba infraestructura urbana para albergar a más ciudadanos, “cosa que no es cierto”.

Foto: Jorge González/Excélsior

A pesar de ello, la construcción continuó y como lo mencionó el vocero de Sordo Madaleno Arquitectos, aún sigue en construcción. 

El proyecto de construcción 

De acuerdo con la página oficial de GSM, la Plaza se encuentra en un terreno triangular de aproximadamente 50 mil 480 metros cuadrados en la Colonia Jardines del Pedregal. 

Se planeó construir en dos etapas: en la primera etapa se ejecutó la construcción del centro comercial, distribuido en 3 niveles con un jardín central en el tercer nivel en donde se desplanta una galería de arte, alcanzando los 81 mil 752 metros cuadrados de construcción, junto con tres torres de oficinas de aproximadamente 20 mil metros cuadrados cada una.

La segunda etapa se planeaba terminar a finales del año 2017 esta conformada por una cuarta torre de oficinas.

Foto: Grupo Sordo Madaleno

Se especifica que una de las condiciones del terreno a la que se tuvo que poner especial atención fue el tipo de suelo. 

“En la etapa de excavación se extrajeron más de 1,200,000 m3 de roca basáltica y tepojal, para poder llegar al nivel de desplante de cimentación que se encuentra a 22 metros bajo el nivel de banqueta para albergar los 6 niveles de estacionamientos y servicios.”

El sistema constructivo propuesto para la estructura estaba integrado con elementos prefabricados de concreto armado tipo T, trabes prefabricadas para apoyo de estos elementos y un firme capa de compresión conformada por malla electro soldada y concreto.

¿Y quiénes más están involucrados? 

El director del proyecto es el Arquitecto Andrés Cajiga, y quien se encargó de la Ingeniería Estructural fue Grupo Riobóo. 

Foto: ArchDaily

Recordemos que durante el segundo debate presidencial, el excandidato presidencial Ricardo Anaya acusó a Andrés Manuel López Obrador de haberle otorgado contratos por adjudicación directa y sin licitación. 

De acuerdo con Anaya, cuando AMLO fue jefe de gobierno del DF, le otorgó a Riobóo contratos por 170 millones de pesos. Y efectivamente así ocurrió.

En épocas de AMLO al frente de la Ciudad de México, la compañía Rioboó SA de CV recibió cuatro adjudicaciones directas por un monto que supera los 170 millones de pesos. Todas esas fueron para la construcción oficial del Gobierno de la Ciudad de México.

Las cuatro adjudicaciones salieron del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal; una bolsita que creó la Secretaría de Finanzas en el 2001.

Foto: Verificado 2018

Leer: #Verificado2018 Sí son ciertas las adjudicaciones de AMLO al contratista Rioboó

Sin embargo, posteriormente Grupo Riobóo afirmó que no tuvieron un trato preferencial en ningún momento. Aseguraron que siempre ha actuado dentro del marco de la ley y que jamás ha aceptado, ni aceptará, participar en actos indebidos ni de corrupción.

De la misma forma, señalan que ninguna de sus empresas es contratista y que jamás han construido físicamente nada, pues ninguna se dedica a la construcción. Es decir que las firmas ofrecen solamente el servicio de diseño, ingeniería especializada o de gerenciamiento, coordinación o supervisión.

Leer: ¡Grupo Rioboó ya contestó! No tenemos ni tuvimos trato preferencial, aseguran

Comentarios