Grupo Riobóo hizo la ingeniería estructural en Artz Pedregal

Es el tema del día y seguro ya leyeron algo acerca del evento: el centro comercial Artz Pedregal se derrumbó parcialmente. Afortunadamente, no hubo heridos; pero conforme pasan las horas hay cada vez más noticias sobre las irregularidades de la construcción y la comedia de errores de todo este proyecto. Al final, a cuatro meses de su debut, Artz Pedregal se vino al piso y el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, lo calificó de “negligencia”. Ouch.

La magna obra estuvo a cargo de Grupo Sordo Madaleno, pero, como en toda construcción de este tamaño más de una empresa se ve involucrada en el proceso. En este caso y para escándalo de la opinión pública, Grupo Riobóo aparece como el responsable de la ingeniería de cálculo estructural de la plaza Artz Pedregal.  Así lo reporta ArchDaily y Archello, dos sitios enfocados en arquitectura.

El despacho involucrado es propiedad de José María Riobóo, que ha sido señalado como cuate de Andrés Manuel López Obrador; recibiendo millones de pesos en adjudicaciones directas de la administración del ahora presidente electo. AMLO ha dicho que es de los mejores ingenieros estructuristas en el país.

En el pasado, Grupo Riobóo ha estado a cargo de la ingeniería de proyectos como Centro Coyoacán y Centro Santa Fe. También, le entraron al segundo piso de Periférico.

¿Qué hacen los encargados de la Ingeniería Estructural?

De acuerdo a Forbesel departamento de Ingeniería Estructural está encargado de hacer estudios de mecánica de suelo. Según los reportes, Grupo Riobóo debía determinar qué tanto movimiento tenía el terreno de Artz Pedregal y qué estructuras podía soportar una construcción de esa magnitud.

El estructurista tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de la edificación. Ehem.

¿De dónde me suena Grupo Riobóo?

Durante el tercer debate presidencial, Ricardo Anaya acusaba a Andrés Manuel López Obrador de otorgarle a Rioboó contratos por 170 millones de pesos, sin pasar por ninguna licitación pública. Todas para la construcción del segundo piso de Periférico. Esa acusación sí es real.

Sin embargo,Grupo Rioboó afirmó que no tuvieron un trato preferencial en ningún momento. Aseguraron que siempre han actuado dentro del marco de la ley y que jamás han aceptado, ni aceptarán, participar en actos indebidos ni de corrupción. También, aclararon que ninguna de sus empresas se dedica a la construcción y no han construido nada.

A lo que sí se dedican es a hacer estudios estructurales, como el que hicieron para la construcción de Artz Pedregal.