El Estadio Azul se convertirá en Artz Insurgentes Sur, ¿es necesario? 🤔

Desde hace tiempo, sabíamos que la era del Estadio Azul, misma que inició en 1946 está llegando a su fin luego de 71 años de vida. De ser el inmueble más viejo de la Ciudad de México pasará a convertirse en un centro comercial, el cual ya se llama Artz Insurgentes Sur.

¿Les suena el Artz? 🤔

Efectivamente, es un proyecto que estaría desarrollado por el Grupo Sordo Madaleno, misma desarrolladora inmobiliaria que se encargo de la Plaza Artz Pedregal, de la que su fachada se derrumbó este jueves por la mañana.


Sin embargo, hasta el momento todo lo que sabemos del proyecto es lo que adelantó Javier Sordo Madaleno de Haro, director de Arquitectura de Grupo Sordo Madaleno, en el documento Mexico Infrastructure & Sustainability Review 2018

“Otro proyecto en el que estamos trabajando es el Estadio Azul en -la colonia- Nápoles, el cuál se convertirá en Artz Insurgentes Sur. En el futuro, la demanda de outlets será mayor”, explicó en entrevista.

No existen fechas, proyectos de construcción ni aparece en la página oficial de la empresa como proyecto en desarrollo.

Leer: Estadio Azul será el nuevo ‘Artz Insurgentes Sur’ 

¿Cuándo será derrumbado el Estadio?

No sabemos. Hasta apenas unas semanas atrás, se había mencionado que el Estado Azul podría estar siendo demolido a principios de julio, sin embargo no existe una confirmación por parte de la familia Cossío. 

Lo que si es un hecho, es que la empresa Ocesa, administradora del Azul, tenía programado dejar el inmueble el 31 de mayo, junto con todas las cositas que se guarden en el mismo. 

Aunque, Medio Tiempo refiere -según fuentes cercanas-, que la actual directiva del estadio considera que es difícil que los trabajes empiecen tan próximamente porque hasta la fecha no han acudido ingenieros o especialistas para realizar los estudios de suelo.

Foto: Futbol Total

¿Y el centro comercial? 

Con el derrumbe de la fachada de Plaza Artz Pedregal, digamos que las cosas se complicaron poquito para Grupo Sordo Madaleno.

Recordemos que en mayo pasado, cuando la virtual Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, todavía era candidata, aseguró que en caso de ganar las elecciones, buscaría a los dueños del predio en el que se encuentra el Estadio Azul para evitar que se destruyera. 

Dijo que la ciudad ya no necesita plazas comerciales, además de que se trata de una zona con mucha carga vehicular, conflictiva.

“Así que es preferible hacer otro tipo de inversiones que beneficien a la ciudadanía y que también puedan tener una oportunidad para los desarrolladores que no sea una nueva plaza comercial, porque además es una plaza comercial con edificios de departamentos, es decir un megaproyecto nuevo”, señaló en un acto politico en la colonia  Presidentes Ejidales en Coyoacán.

Recalcó que la construcción de dicho proyecto afectaría a los habitantes cercanos y a los pequeños empresarios.


El boom inmobiliario trae problemas para los vecinos 

El desarrollo, crecimiento y expansión del mercado inmobiliario de oficinas, centros comerciales, vivienda, etc. que se ha vivido en México, y especialmente en la Ciudad de México, ha sido meteórico durante los últimos años.

Sin embargo, la llegada de complejos de usos mixtos a ciertas zonas de la capital del país ha traído múltiples consecuencias para los vecinos. Desde desabasto de agua, afectación al medio ambiente, riesgos estructurales para las construcciones colindantes, un impacto negativo para los pequeños comerciantes, etc.

Foto: Jorge González/Excélsior

La Ciudad de México se ha convertido en una ciudad muy interesante para la inversión inmobiliaria nacional y trasnacional. De acuerdo a La Guía Inmobiliaria de México, entre 2014 y 2015 habría en la capital mexicana alrededor de 70 mega desarrollos inmobiliarios con más de 6 millones de metros cuadrados construidos. Aquí hay edificios de corporativos trasnacionales, megaproyectos de usos mixtos o sólo residenciales, así como torres de oficinas, edificios de servicios y centros comerciales.

Por lo menos en el caso de la construcción de Artz Pedregal, integrantes de comités vecinales se manifestaron frente a la construcción del centro comercial en protesta por lo que consideraron “abusos de desarrolladores inmobiliarios que se estaban construyendo”. 

Se llevó a cabo incluso una clausura simbólica de la Plaza.

Afirmaron que existía un desorden en el otorgamiento de permisos de construcción y que se manifestaba que la Ciudad de México estaba despoblada y que le faltaba infraestructura urbana para albergar a más ciudadanos, “cosa que no es cierto”.

Foto destacada: Estadio Azul y Artz Pedregal