Empresarios de Polanco acusan extorsiones de Unión Tepito y CJNG, SSP refuerza vigilancia

Lo bueno es que no hay crimen organizado en la CDMX, porque sino, quien sabe cómo estaría la ciudad. Por lo mientras, se reporta que Unión Tepito y CJNG ya “trabaja” en la zona de Polanco.

El ataque a un cadenero de un bar, el cual dio como resultado la muerte de una mujer estadounidense, desató los señalamientos de dueños de bares y restaurantes de Polanco sobre casos de extorsión por parte de supuestos miembros de los grupos criminales Unión Tepito y Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Según el periodista Ciro Gómez Leyva, los empresarios de Polanco sostuvieron una reunión con las autoridades capitalinas en la que le hicieron saber del cobro de piso que los delincuentes les hacen. De acuerdo con lo denunciado, las extorsiones son pagadas a cambio de no permitir la venta de drogas en sus establecimientos… o de no recibir un ataque.

Por esto último (el temor a represalias) los empresarios han optado por no denunciar las extorsiones ante las autoridades. Ante esta situación, el titular del gobierno capitalino, José Ramón Amieva, aseguró que el problema será atendido “de manera directa y efectiva (…) Hablo de esta extorsión de las que pueden ser sujetos las personas que tienen un establecimiento mercantil; hablo precisamente de los bares, de los restaurantes, de los diversos centros nocturnos”.

 

Por lo mientras, la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX (SSP-CDMX) ya refuerza la vigilancia en la zona de Polanco. Aunque la reunión autoridades-empresarios se dio de manera privada, el subsecretario de Operación Policial Zona Norte, Edgar Bautista, confirmó que las acciones de seguridad se dan luego que el lunes los restauranteros y empresarios de la zona se reunieron con representantes del gobierno capitalino.

El operativo de vigilancia representa tener 60 elementos y 20 unidades de la SSP haciendo patrullajes por la colonia Polanco. Se trata de un dispositivo de seguridad fijo, en el que los agentes tendrán contacto directo con los afectados (los empresarios, dueños de bares) y, con base en la información que les proporcionen, estar al pendiente, para que las extorsiones no sucedan”.

Foto principal: Israel P. Vega / Expansión

Comentarios